sábado, 10 de marzo de 2018

Astrología Cabalística: "Decanatos de Aire - Libra"


LIBRA
1º Decanato: Penetramos en un nuevo elemento, el Aire, donde el signo Yod es Libra. Este primer decanato, es el decanato Yod, por lo que diremos que se llevarán a cabo los trabajos propios del signo.
A nivel planetario está regido por Venus y en el orden sefirótico la Fuerza activa es Kether.

El elemento Aire está en analogía con los trabajos del Cuerpo de Pensamiento, con la Razón, por ello diremos que en este decanato se siembra la semilla de la Razón y de la Comprensión.
La acción derivada de esta dinámica nos lleva a establecer lo justo, es decir, aquello que los mundos de abajo pueden comprender, absorber de los mundos de arriba.

En este espacio zodiacal, el individuo ha de tomar conciencia de que el mundo es una obra colectiva. Serán plantadas las semillas de la participación.

Si el elemento Agua, nos conectaba con nosotros mismos, el Aire, nos impulsa a la búsqueda del Otro, del complemento ideal, de aquel que comparte nuestros mismos objetivos.

El elemento Aire esta regido por la dinámica Vav, la exteriorizadora, lo que hará que este individuo se lance al exterior en el encuentro con la parte que ha de complementarle. Libra al ser el Yod, hará que se lleve a cabo un trabajo de creación del arquetipo de la convivencia social.

En el terreno social, su principal trabajo consistirá en buscar al complemento con el que asociarse y crear una familia.

Los buenos aspectos han de facilitar la constitución de células sociales sólidas y solidarias. Propiciará la creación de familias unidas, de matrimonios entre personas complementarias.

Los malos aspectos producirán todo lo contrario, sociedades entre personas que no son afines, no son complementarios.
2º Decanato: Es el decanato He, regido planetariamente por Saturno, a nivel sefirótico la Fuerza activa es Hochmah.

Estamos en un decanato de Anticipación de los Trabajos de Acuario.
Cuando estudiemos el signo de Acuario veremos que una de sus virtudes es la de producir la Fraternidad Universal, la Amistad.
En este espacio zodiacal las fuerzas de Libra y Acuario se dan la mano para llevar a cabo un trabajo conjunto. El impulso motor del Pensamiento Universal –Libra- penetra en el interior –Acuario- y ordena todos nuestros tejidos, tanto los físicos como los espirituales. Cuando esto ocurre, se produce el reconocimiento de Todos los Valores, se ve como cada cosa se encuentra en su sitio y realiza su función. Se comprende la necesidad de todo lo manifestado, lo que llamamos bien y la parte contraria que la sustenta, el mal.
Pero como nos encontramos en un proceso de anticipación, la visión que este individuo tenga de las cosas será utópica, prematura, no correspondiéndose con una conquista interna, lo que no le permitirá proyectar al exterior lo que en realidad no existe.
Diremos que este individuo exigirá al perfecto otro, pero difícilmente podrá encontrar lo que no ha sembrado, viendo desmoronarse una y otra vez su ideal de encuentro con la persona ideal. Es el decanato de las Ilusiones Fallidas.
Los buenos aspectos propiciarán las construcciones utópicas, suponiendo un adelanto para la sociedad. En el orden personal, buscará su ideal, seguramente lejos, pudiéndose tratar de extranjeros, o bien de una persona o personas vinculadas con ideales que están más allá de lo cotidiano.
Creerá haberlos encontrado, se casará o unirá a ella o ellos, pero surgirán desavenencias porque la armonía ideal aún no forma parte de su conquista interior: divorcio, ruptura de sociedades, de amistades y nuevos encuentros ilusionados.
Los malos aspectos acentuarán la tendencia a la ruptura. La búsqueda de la perfección será imperiosa y el abismo entre lo que el individuo es y lo que pretende ser será dramático. Divorcista nato.

3º Decanato: Abordamos el decanato Vav, el que se corresponde con los Trabajos de Géminis. Está regido a nivel planetario por Mercurio y a nivel sefirótico la Fuerza activa es Binah. En este espacio zodiacal se llevan a cabo Trabajos de Anticipación a la dinámica del signo de Géminis.
Hemos dicho que Libra es un signo Yod y su papel es sembrar la semilla de la Razón. Sin embargo, este decanato sitúa al individuo en la dinámica de exteriorización propia de Géminis. Pero difícilmente podremos sacar fuera un Pensamiento que no ha sido formado, no ha sido sembrado.
Esta situación podríamos ejemplarizarla con la persona que posee un gran potencial de semillas de una especie determinada, y al no poseer la tierra donde plantarla, la carga en una avioneta y en pleno vuelo las lanza, caigan donde caigan. Al cabo de un tiempo, inspecciona el terreno, y piensa que todas las plantas que encuentra del mismo tipo son suyas, pero la realidad es otra, ya que puede que esas plantas sean debidas a la paciente labor de alguien que sí las sembró.
Este punto del camino, propiciará enormemente la vanidad y el orgullo.
Los buenos aspectos, favorecerán la expresión literaria. No podemos obviar que la asociación de Mercurio y Venus propicia la capacidad artística.
El campo literario de la novela permitirá a este individuo dar como hechas las cosas que no lo son, y de este modo podrá sacar fuera las energías de las que es portador, sin perturbar la vida de los demás.
Toda exteriorización anticipada se cristaliza a nivel físico en forma de viajes. Así que este decanato llevará al individuo a la necesidad de viajar.
Los malos aspectos potenciarán las tendencias utópicas del individuo. Se autoconcederá atribuciones que no tiene, títulos y derechos que no son los suyos. Será el plagiario, el que copia y piratea.
La persona sentirá la necesidad imperiosa de lanzar al mundo, contenidos mentales que la vida pone a su alcance.
En lo positivo será el gran divulgador. Si posee los medios materiales necesarios, puede ser el que financia a escritores que lanzan ideas de vanguardia.
Los malos aspectos, en relación con los viajes, harán que en vez de acercarlo a la meta, lo aleje.
A nivel general, diremos que el signo de Libra es el de los Artistas, escultores, pintores, músicos, ya que representa el Oeste mítico en el que todas las cosas se convierten en realidades objetivas. En el primer decanato dará preferencia a los pintores, dado la hegemonía de Venus, regente de Libra. El 2º decanato propiciará a los escultores, dado el predominio de Saturno, regente de Acuario, y el 3º decanato, propicia a los músicos, ya que la melodía constituye la plasmación anticipada de la perfecta convivencia social que ha de tener lugar bajo los auspicios de Géminis, una vez realizados los Trabajos que le preceden.

viernes, 9 de marzo de 2018

Astrología Cabalística: "Decanatos de Agua - Piscis"

PISCIS

1º Decanato: Es el decanato Yod dentro del signo Vav del Elemento Agua, Piscis. En este espacio zodiacal se encuentra activo el signo de Cáncer, regente del primer decanato de todos los signos de Agua.

A nivel planetario esta regido por la Luna y en el orden sefirótico, es Netzah la Fuerza activa.

En el primer decanato de Piscis, la persona deberá realizar un Trabajo que le quedó pendiente en su paso por la etapa de Cáncer, caracterizada por el nacimiento de los sentimientos.

Podemos decir, que cuando se tuvo la oportunidad, cuando era una necesidad cooperar con el elemento Agua, no se hizo, se prefirió quedar identificado con el elemento anterior, el Fuego.

Ahora la exigencia adopta un tono más riguroso, y se escoge el canal de la exteriorización de las emociones, para dar el paso hacia adelante que ha de permitirle realizar el trabajo de integrar el elemento Agua a su conciencia.

Como el trabajo a desarrollar es triple, pasando por la etapa de la emanación-cáncer, interiorización o perfeccionamiento –Escorpio-, y la exteriorización o sublimación –piscis-, diremos, que el potencial emotivo propio de Cáncer será descargado por ese individuo, apenas recibido, sobre la sociedad.

Deberá descubrir el amor de dios a través del amor a los demás. Podemos decir, que está “condenado” a amar al otro.

En los niveles inferiores del signo encontraremos a individuos permanentemente enamorados de gentes de sexo contrario, a los que no les podrá ser fiel, por lo que en este decanato se reclutan los infieles de todo rango.

A niveles superiores ese amor se marginará de toda dependencia sexual y será un amor altruista, que le llevará a realizar obra social, política, humanitaria, tal vez en una cárcel, un hospital, un sanatorio. Obras filantrópicas, obras religiosas o filosóficas dirigidas a la humanidad.



2º Decanato: Decanato He, regido por el signo Escorpio y por el planeta Marte. A nivel sefirótico, está regido por el Séfira Hod.

Estamos, igualmente, ante un decanato de recapitulación, en esta ocasión de los Trabajos de Escorpio.

Existe un argumento muy sólido que se encuadra en esta dinámica. Es bien cierto, que para poder amar a los demás –piscis-, es necesario previamente amarse a sí mismo –Escorpio-. No se puede dar lo que no se tiene.

El magnetismo de Escorpio, propio de la concentración de la energía emocional,  llevará a este individuo a despertar el afecto en los demás, podemos decir, que enamora. Por lo tanto, podemos esperar en este decanato que se produzca la dinámica de conquista y abandono. Conquista por la propia dinámica de Escorpio, que se sentirá bien consigo mismo atrayendo el afecto de los demás. Abandono, por la exigencia del signo Piscis.

Este individuo, puede pasar su vida celebrando triunfos y lamentando fracasos.

Los buenos aspectos harán que la pérdida de una situación coincida con el encuentro con otra equivalente.

Los malos aspectos, en cambio, pondrán el acento sobre lo negativo, sobre las liquidaciones, y se puede pasar parte de su vida sin trabajo, sin amores, sin algo con lo cual identificarse.



3º Decanato: Es el decanato Vav, regido por el propio signo de Piscis, por lo que diremos que se trata de un decanato donde se realizan los trabajos propios del signo. Planetariamente está regido por Júpiter. En el orden sefirótico, la Fuerza activa es Yesod.

El Trabajo se resume en exteriorizar los sentimientos, y esta labor se realizará en el momento adecuado.  La meta de este Trabajo ha de llevarle al perfecto conocimiento de su Yo interno. Ahora se encuentra maduro para reconocer en el exterior todo lo que se parece a su Yo interno.

Esta facultad le permitirá ser un experto en el dominio de la Intuición, le llevará a la máxima comprensión de la naturaleza humana.

La exteriorización de sus sentimientos será selectiva, se orientará hacia los que sienten como él, y sus sentimientos hacia ellos serán estables.

En este espacio zodiacal se produce el dominio sobre las emociones. Diremos que los deseos se supeditan, se controlan, se sacrifican.

Se encuentra en la antesala del nuevo elemento, el Pensamiento. La sublimación del líquido elemento, le dará alas para elevarse sobre lo inferior. De la unión del Pensamiento con el Deseo sale la Inspiración, el presentimiento del Porvenir. Facultades para “ver” lo que en el Interno Movimiento Cósmico produce los fenómenos exteriores.

Los buenos aspectos sobre este decanato harán que su dinámica se desarrolle de una manera armónica. En lo transcendente serán portadores de buenas noticias.

Los malos aspectos enturbiarán esa dinámica, y el individuo se orientará hacia personas que no encajan con él. Portadores de malas noticias.

La exteriorización a la fuerza del mundo emocional que lleva dentro, producirá violencia en la sociedad y como consecuencia de ello, el individuo puede verse privado de su libertad. 

jueves, 8 de marzo de 2018

Astrología Cabalística: "Decanatos de Agua - Escorpio"

ESCORPIO

1º Decanato: Es el decanato Yod, que en su correspondencia con el primer signo del Elemento Agua, Cáncer, está regido por a nivel planetario por la Luna. En el orden sefirótico la Fuerza activa es Hesed.

En este decanato se recapitulan los Trabajos de Cáncer, por lo que diremos que es un decanato de Recapitulación.

La dinámica de Escorpio, He, se caracteriza por los trabajos de interiorización de los Sentimientos, podríamos resumirlo como la etapa de Amor hacia sí mismo. El hombre ama su estructura interna y se cree Rey de la creación.

En la combinación de Fuerzas, Cáncer-Escorpio, encontramos que el manantial del Amor Puro es captado para la edificación del Yo individual, y ello favorece el entronamiento del Súper-Yo.

El individuo del primer decanato de Escorpio, no debió utilizar en su momento las posibilidades que le ofrecía Cáncer de amar el universo entero. Ahora esa fuerza, en vez de dispersarse, se interioriza en él afín de que amándose como modelo reducido que es del universo, pueda amar todo un mundo construido a su imagen y semejanza.

Tendremos a Narciso, adorando su propia imagen y exaltándose más allá de lo imaginable.

Si en este intercambio de Fuerzas, Escorpio es más fuerte que el de Cáncer, el primero esclavizará al segundo y el individuo permanecerá toda su vida en su posición narcisista.

La activación de este punto por los planetas, hará que el individuo se encuentre en contextos humanos en los que podrá lucirse, en especial si los planetas están bien aspectados. Valorará enormemente las cosas que hace, magnificándolas.

Los malos aspectos, tendremos al héroe en circunstancias dramáticas. Se dirigirá a los ambientes conflictivos para ejercer su auto estimación. Tendremos al que se inventa heroicidades, atribuyéndose vivencias sacadas de las novelas, de su imaginación, que los demás se creen para no llevarle la contra. El sí se las creerá y esas vivencias pasarán a formar parte de su patrimonio espiritual como si las hubiese vivido.


2º Decanato: Es el decanato He, regido por Marte, planeta que rige igualmente al signo Escorpio. A nivel sefirótico la Fuerza activa es Gueburah.

Diremos pues, que este espacio cósmico, se llevan a cabo los Trabajos propios del signo. En este decanato, se produce la gran succión de toda la Vida desplegada hasta entonces.

La Creación se repliega, la Luz va por dentro y el individuo vive externamente como en una gran noche, sin embargo en su interior todo es luz.

Si el exterior es todo oscuridad, es muy probable que el individuo no obedezca a las influencias exteriores, por lo que visto desde fuera, su comportamiento será para los que le observen, un misterio difícil de comprender.

Es cierto que no se puede amar lo que no se ve, de tal modo que si el Escorpio del segundo decanato, se ama a sí mismo, es porque la luz está en su interior y vive deslumbrado por el espectáculo de su naturaleza interna.

Ahora bien, en la naturaleza todo responde al dinamismo, nada pueda quedar estático, ya que se pudriría. Desde este punto de vista, el Escorpio está llamado a sacar al exterior su concepción interna, lo que ha de llevarlo a buscar fuera esa armonía que ha descubierto dentro y comunicar a los demás su felicidad interna.

Los nacidos bajo la regencia del segundo decanato de Escorpio, son verdaderos expertos en todos los trabajos que se requiere el dominio de lo interno, y desde este punto de vista, podemos encontrarnos a loss los cirujanos, ginecólogos, mineros, mecánicos, ingenieros, etc...

Los buenos aspectos, llevará al individuo a dirigir su amor propio y canalizarlo como amor hacia los demás.

En cambio los malos aspectos, hará que se oriente directamente y de un modo obstinado hacia el encuentro con el “mal”, vivirá en un auténtico infierno.


3º Decanato: En este punto nos situamos en el decanato Vav, regido planetariamente por Júpiter, regente del signo Vav del Elemento Agua, Piscis. Desde el orden sefirótico, es Tiphereth la Fuerza activa.

En esta ocasión, el acercamiento a Piscis, nos sitúa en una dinámica de Anticipación.

Por un lado, la dinámica de Escorpio, interiorizadora, por otro, la dinámica de Piscis, exteriorizadora. Esta situación provocará un estado de lucha, lo que llevado al terreno psicológico puede desencadenar la típica situación del indeciso.

Si en la etapa escorpiana no hemos realizado el adecuado trabajo de autoconocimiento, tendremos que cuando la dinámica de Piscis se active, el individuo se orientará hacia personas, grupos, paisajes que tampoco responden a su auténtico modo de ser, impidiendo que se produzca estabilidad en esa relación.

Por otro lado, la dualidad, gestación-Escorpio y parto-Piscis, hará de este punto un espacio zodiacal de elevado nivel de fecundidad.

Los buenos aspectos, hará que el doble trabajo, fecundad y parto, se realice felizmente.

Los malos aspectos perturbarán esta dinámica y tanto el amor a sí mismo como el de los demás tendrán lugar en circunstancias dramáticas. Por otro lado, los embarazos y los partos serán accidentados.


miércoles, 7 de marzo de 2018

Astrología Cabalística: "Decanatos de Agua - Cáncer"

CANCER

1º Decanato: Decanato Yod, regido planetariamente por la Luna. A nivel sefirótico la Fuerza Activa es Kether.

Dado que Cáncer es el signo Yod del Elemento Agua, en este decanato tendrán lugar los trabajos propios del signo.

Cáncer es la puerta de entrada al mundo de las Emociones, podemos decir, que es donde se constituyen las fuerzas de los sentimientos y de los deseos.

En este espacio cósmico se dan cita las Fuerzas de Kether por tratarse de un signo Yod y las Fuerzas de Hochmah, por tratarse del Elemento He. De esta combinación de Fuerzas podemos sintetizar este punto como: Voluntad de Amor. Cuando la Voluntad-Yod se Interioriza en el Amor-He, surge la revelación de sí mismo como individuo: el despertar de la conciencia individualizada y separada.

En este decanato se produce ese magno momento a nivel individual que lleva al individuo a proclamar: ¡Yo Soy!.

Abandona el anterior Elemento, el Fuego, donde la personalidad mortal ha sido un instrumento inconsciente en manos de la Divinidad, para adentrarse en el otro nivel, en el cual se toma conciencia de sí mismo y descubre el potencial de que es portador, llevándole al deseo de crear.

En el nivel Yod de Cáncer, podemos decir, que no existe un objeto definido hacia el cual orientar los deseos. Digamos que se proyecta la semilla de los sentimientos hacia lo indefinido. Podemos establecer semejanza con el agua de lluvia, a diferencia de otras aguas como la de los ríos que sí encuentra un cauce.

Ese Amor que procede de nuestra naturaleza divina, vuelve a ese origen, es decir, surge la naturaleza mística, el religioso. Es en este decanato, donde encontraremos a los más ardientes de la divinidad.

Los buenos aspectos nos anunciarán que la manifestación religiosa encontrará cauces apropiados. En cambio los malos aspectos, hará que las condiciones dramáticas aparezcan y será en este ambiente donde expresará su amor.


2º Decanato: Avanzamos diez grados más dentro del signo y nos situamos en el decanato He regido planetariamente por Marte, quien rige al mismo tiempo el signo de Escorpio. Diremos pues, que nos encontramos en un espacio anticipado a los trabajos del signo He, o lo que es lo mismo, abordamos un decanato de anticipación. A nivel sefirótico la Fuerza Activa es Hochmah.

En Escorpio el trabajo interno nos lleva a la búsqueda de la perfección emotiva, por lo que adelantaremos que en este espacio, el individuo utilizará el potencial de los sentimientos para alcanzar este objetivo anticipadamente.

Aparentemente, el individuo parece encontrarse en un estado de inercia, propio de la búsqueda interna, pero en verdad, en su interior se está llevando un duro trabajo, ya que se encuentra habitado por violentas confrontaciones originadas por la necesidad de comprenderse a sí mismo en el aspecto emotivo.

Esta experiencia anticipatoria será vivida como un sueño, en el que el individuo contemplará la imagen de algo que aún no existe en la realidad. Se verá perfecto y sentirá hacia sí mismo esa adoración que inspira la perfección.

Estamos pues ante el individuo que vive en la ilusión de lo que desea ser y no es, el que se idealiza, el que cree poseer un sentimiento que aún no posee. Se identificará con un modo perfecto de ser, que para los demás está fuera de la realidad. Por lo general, cuando recibe de los demás la opinión contraria a como él se ve, su respuesta es la inhibición de la realidad.

Este aspecto al que nos referimos como huida de la realidad, lo pondrá en contacto con todo lo que representa una ficción: cine, televisión, novela, teatro, decoración, etc.

Los buenos aspectos, favorecerá el poder idealizador que utilizará en el dominio de las creaciones artísticas.

Los malos aspectos, harán que el individuo se enfrente a fuertes caídas, en el sentido de que cuanto más se encumbra en sus ficciones, más fuertemente siente el contraste con la realidad.


3º Decanato: Es el decanato Vav, correspondiente a los trabajos de Piscis. Regido planetariamente por Júpiter y sefiróticamente por Binah. Con esta dinámica Vav, nos adentramos en un decanato de anticipación a los trabajos del signo Vav del Elemento Agua, Piscis.

Ya no se conforma tan solo con el trabajo anterior, igualmente de anticipación perteneciente a Escorpio, ahora va más lejos, anticipándose al trabajo de Piscis, lo que le lleva a amar a los demás, pero lo haremos en circunstancias inapropiadas, o lo que es lo mismo, precipitaremos nuestros sentimientos sobre los demás anegándolos, con nuestro amor.

En la medida en que proyecte su caudal emocional al exterior, esa misma energía revertirá sobre él, de modo que se convertirá en un manantial de inagotable energía emocional.

Cuando alcancemos el nivel de Piscis, las emociones tendrán un móvil, pero en esta dinámica de anticipación, al no existir unos patrones interiores, no puede existir un objetivo exterior, de tal modo que las energías emocionales serán descargadas indiscriminadamente.

Los buenos aspectos, favorecerá que su despliegue emocional a niveles externos produzca un crecimiento armonioso en su conciencia.

Los malos aspectos, enturbiarán la pureza de los sentimientos y la exteriorización sentimental se hará bajo el impulso de los bajos instintos.

De alguna manera, será el que promueve la semilla del desorden, del caos, de la oscuridad, de la división.


martes, 6 de marzo de 2018

Astrología Cabalística: "Decanatos de Fuego - Sagitario"

SAGITARIO

1º Decanato: Es el escenario del decanato Yod dentro del signo Vav del Elemento Fuego, Sagitario, y por ello, está en analogía con el signo de Aries. Su regente planetario es Marte y cabalísticamente queda bajo la tutela de Netzah.

Estamos pues ante un decanato de Recapitulación, concretamente de los trabajos de Aries.

La dinámica Vav del signo hará que el individuo se lance al mundo con el propósito de derramar su contenido moral, ético, filosófico, en definitiva, en sacar fuera su entusiasmo por renovar las estructuras cristalizadas. Ahora bien, los trabajos de Aries no han sido realizados, lo que dificultará notablemente los trabajos de exteriorización. Podemos decir, que no podrá dar lo que no tiene.

La situación nos lleva a determinar que este individuo deberá realizar un supremo esfuerzo para llevar a cabo los tres trabajos a la vez, los de Aries, los de Leo y los de Sagitario. Todo hace pensar que la labor no será cómoda, sino todo lo contrario, muy dura.

Sagitario, signo Vav queda bajo la tutela de Binah-Rigor y si a ello unimos la influencia de Marte por su regencia sobre el decanato, será suficiente para llevar a esta persona al ajuste de cuentas pendiente.

Habrá en él un afán desenfrenado por iniciar, por ordenar y por transformar que no le aportará mucha estabilidad, ni mucha paz. Es como si llevase a cabo un curso acelerado, como si tuviera asignaturas pendientes de cursos anteriores y que deben ser superadas para continuar su camino.

El factor tiempo parecerá que se le escape de las manos. Nada más emprender una iniciativa, ya querrá ponerle fin, para a continuación comenzar una nueva.

Los buenos aspectos harán posible que los trabajos se desarrollen, encontrando las circunstancias favorables para ello. En cambio los malos aspectos, pondrán una pincelada de dramatismo a las circunstancias, llevándole al encuentro con el conflicto.


2º Decanato: Es el decanato He, por lo que se establece una relación análoga con el signo de Leo. La regencia planetaria recae pues sobre el Sol y a nivel sefirótico será Hod la Fuerza Activa.

Este decanato al activar la parcela de Leo nos indica que se produce una Recapitulación.

En esta ocasión existe una importante diferencia con la situación del primer decanato. Los trabajos a realizar son dos, y no podemos olvidar que la bondad de Hochmah trabaja para Leo.

El trabajo pendiente consiste en realizar la labor interiorizadora de Leo, necesaria, imprescindible, si nuestro propósito es derramar sobre el mundo el contenido de nuestros valores morales.

Si no nos hemos identificado con ningún valor, entonces, lo que exportaremos al exterior será un contenido vacío.

Cuando se realice la labor interiorizadora y se produzca el estado de iluminación propio de Leo, el individuo sentirá que una fuerza interior le dicta a compartir esa explosión de luz con el mundo, y pondrá un gran ardor en conseguirlo.

La influencia restrictiva que aporta Binah y Hod, hará que no todo el contenido interno que vislumbra el individuo encuentre espacio para su manifestación. Querrá, pero no podrá. Puede que vea como otros consiguen mayores logros, relegándose a un puesto inferior.

Si se mueve en el terreno político, tendremos al individuo que no consigue estar a la altura de las promesas realizadas a sus electores. Su labor deberá llevarle a considerar su ardor con los medios con los que cuenta.
Los buenos aspectos harán posible que los dos trabajos se lleven a cabo en circunstancias favorables.

Por otro lado, los malos aspectos, hará que aparezca el desequilibrio a la hora de expresar las energías con las que cuenta, y dependerá de la fuerza dominante para determinar si llevará a cabo su objetivo o por el contrario, todo se quedará en deseos frustrados.


3º Decanato: Alcanzamos el decanato Vav, el que está en sintonía con la dinámica del Signo. A nivel planetario está regido por Júpiter y a nivel sefirótico es Yesod quien se nos presenta como Fuerza Activa.

En este punto es donde el hombre es utilizado por la divinidad para transformar el mundo material, para aportarle un nuevo impulso renovador.

Se dice, que el Sagitario del tercer decanato actúa como una Ministro de la Divinidad. Dependerá mucho del nivel evolutivo del individuo para determinar si este trabajo se realizará más o menos consciente.

A través de este punto cósmico se derrama el Amor y la Ley Divina hacia el mundo. Siempre con el único objetivo de aportar luz al mundo.

Las actividades que se encuentran en analogía con esta dinámica son la medicina, la magistratura, la filosofía, la eclesiástica.

Los buenos aspectos nos anuncian que los trabajos de transmisión de la espiritualidad se llevarán a cabo felizmente y se realizará una gran misión redentora.

Los malos aspectos, hará que la luz se enturbie y aporte falsos valores a la sociedad. Se enfrentará a una misión rigurosa. Podríamos estar ante la mano izquierda de Dios.

lunes, 5 de marzo de 2018

Astrología Cabalística: "Decanatos de Fuego - Leo"


LEO

1ª Decanato: Es el decanato Yod, por lo que está en analogía con el signo Yod del Elemento fuego, Aries. Su regente planetario es Marte y en el orden sefirótico, queda bajo la regencia de Hesed.

Siguiendo el proceso descrito, diremos que estamos ante un decanato de recapitulación, concretamente de los trabajos de Aries, los cuales no se llevaron a cabo cuando se tuvo la oportunidad para ello.

En el signo de Leo (He), el Designio que se capta a través de Aries, se interioriza (He) en nuestro Cuerpo del Pensamiento, lo que nos lleva a prestar fidelidad al mismo, siendo sus ejecutores.

Ahora bien, si la semilla –Aries- no se planta, difícilmente podremos darles cobijo y madurarla –Leo-.

En este espacio, por lo tanto, se realizan los dos trabajos, pero ya no lo haremos en circunstancias normales. Esta situación promoverá que el Designio penetre en nosotros de una manera más imperiosa.

Pero no podemos olvidar que esta dinámica está regida por el Séfira del Amor, Hochmah, que rige la etapa He. De tal modo, que el individuo encontrará siempre el apoyo, la circunstancia afortunada, el momento adecuado para realizar la doble labor de estar en posesión del Designio – la semilla- y de la tierra que ha de elaborarlo, o lo que es lo mismo, la circunstancia material (He) para que el Designio pueda florecer.

Podemos resumir este decanato, definiéndolo como un decanato de Bondad. De hecho, podemos establecer que todas las primeras recapitulaciones en los signos He de cada Elemento, serán decanatos de Bondad, es decir, siempre las Fuerzas Divinas nos prestarán su apoyo para que realicemos nuestro trabajo en esa segunda oportunidad.

Dado que el Designio aterriza en nuestro interior, diremos que el individuo es portador de “algo superior”, de un secreto importante, de una misión elevada. No es de extrañar encontrarlo como los hombres de confianza de personajes influyentes.

Cuando se producen malos aspectos en este decanato, el designio encontrará obstáculos para alcanzar su objetivo, formar parte de sí mismo, lo que se expresará externamente como dificultades para acceder a puestos que han de ser suyo.

Puede ocurrir igualmente, que no se asimile correctamente ese Designio, de modo que nos lleve a sentirnos seres superiores a los demás.



2º Decanato: En este espacio es donde se realizan los trabajos propios del signo Leo. El regente planetario es el Sol, y sefiróticamente, está regido por el Séfira Gueburah.

Si como ya hemos dicho, Aries se corresponde con la “semilla”, con Leo, diremos que estamos ante la “tierra”, el terreno que debe dar cobijo al Designio, a la semilla de la espiritualidad.

Cuando hacemos referencia al término “terreno”, lo que tratamos de expresar, es que en esa dinámica se producen las circunstancias materiales propicias para que se produzca el contacto con la Espiritualidad –Aries-.
El papel de Leo del 2º decanato debe llevarnos a ser la circunstancia por la cual los demás despiertan sus valores más elevados. Despertar conciencia a través del ejemplo, así resumiría el trabajo de este espacio.

Si hemos dicho que se convertirá en el “terreno propicio” para ayudar a otros en el descubrimiento de la espiritualidad, diremos que esto le llevará a prestar sus posesiones, casa, propiedades, cursos, seminarios, etc, donde los demás tendrán contacto con sus valores más elevados.

En otro orden de cosas, es decir, cuando el Designio adopta el perfil de los valores sociales, estaremos en el punto del camino adecuado para despertar en los demás el interés por lo que está más allá de la realidad que se experimenta.

Aquellas actividades donde se ejerce la labor de la enseñanza, o la establecer orden y justicia, están dentro de la dinámica de este decanato.

Cuando se producen malos aspectos podemos esperar que se tenga dificultades para ver con claridad cual es su trabajo. La fidelidad puede orientarse hacia los falsos valores, y el mismo ardor con el que desplegará sus ansias de luz y orden (con buenos aspectos), lo desplegará para dar ejemplo de vicios, hábitos, costumbres que serán perniciosas para su desarrollo personal.


3º Decanato: Alcanzamos el decanato Vav, regido por el planeta Júpiter, y con ello, nos adentramos en un decanato de anticipación, en este caso los trabajos propios del signo Vav del elemento fuego, Sagitario.

En el orden sefirótico, la fuerza activa es Tiphereth.

En este espacio cósmico se concentra un caudal de Luz que se traducirá como un potencial de Amor que nos llevará a actuaciones de un elevado nivel espiritual. Ya no se conforma con ser portador de un valor sino que va más allá, sintiendo la necesidad de transmitirlo al exterior. Esta dinámica de sacar fuera lo que se encuentra en fase interiorizadora, dará lugar al que promueve la esperanza a su alrededor.

Dependerá de su nivel espiritual para determinar el grado de repercusión que tendrá su actividad en el mundo. Podemos estar ante el profeta o simplemente ante alguien que promueve una amplia actividad prometiendo un mundo mejor para el futuro. Se orientará hacia actividades encaminadas en la transformación de la sociedad a través de los valores morales.

Los malos aspectos le llevarán a proyectar esa actividad redentora en condiciones difíciles, tal vez, su fe vaya dirigida a los condenados, los enfermos, los moribundos, los que están en la oscuridad.

Cuando los planetas que aspectan son restrictivos, estaremos ante el renegado, el enemigo de la fe.

domingo, 4 de marzo de 2018

Astrología Cabalística: Decanatos de Fuego - Aries

ARIES

1º Decanato: Comprende los grados que van de 0 a 10 del signo. Es el decanato Yod y está regido planetariamente por Marte, regente del signo.

Desde el punto de vista sefirótico, la fuerza activa es Kether.

Estamos en el decanato Yod de un signo Yod, lo que nos indica que se están realizando los trabajos correspondientes al signo.

Esta correspondencia nos indica que algo está emanando por primera vez en el individuo. Hablaremos de un nuevo designio, de una nueva iniciativa.

Estamos ante una persona portadora de porvenir, pues se aborda la etapa del inicio, por lo que no debemos esperar su consolidación, esta vendrá en el futuro.

Se dice de este decanato que ha programado la experiencia del inicio y de nada le sirve experimentar la etapa de los frutos.

Esta situación hará que la persona se sienta víctima de las injusticias, un ser incomprendido.

Aquellos que trabajan en este espacio zodiacal son de un elevado linaje espiritual, ya que sobre su espalda lleva el peso de la renovación.

Cuando se producen malos aspectos en este punto, las dificultades aparecerán para impedir que el individuo realice su misión. Si esa superabundante energía no consigue salir al exterior, se pueden producir estados internos de gran violencia. El desorden interno se proyectará afuera, lo que provocará situaciones violentas. Su perfil será el del antisocial.


2º Decanato: Como ya dijimos, los decanatos He están en relación con los signos, dentro de su elemento, de las mismas características. Por ello, diremos que este decanato está regido por Leo, cuyo planeta regente, el Sol, ejercerá su influencia sobre el mismo.

En el orden sefirótico, es Hochmah la fuerza activa.

En esta ocasión estamos ante un Decanato de Anticipación, ya que realiza los trabajos previstos para la posterior etapa a Aries, la de Leo.

Desde este punto de vista, diremos que el individuo ha de realizar dos trabajos, la de sembrador/iniciador (por Aries) y la de propietario del terreno (por Leo). Pero observemos que esta función es anticipada, pues aún no nos encontramos en ese signo.

Podemos decir, que el individuo ocupa un lugar que no le es natural, es como un usurpador.

Desde un punto de vista positivo, adelantamos, que el individuo actuará como el gran sacrificado, de cuyo trabajo emergerá un mundo mejor.

Mientras que en el primer decanato, el impulso se dirige hacia el exterior, en etapa anticipada, el punto de mira se sitúa hacia el interior, por lo que diremos que los trabajos se llevarán a cabo sobre sí mismo.

Cuando nos encontramos planetas en este espacio, diremos que colaboran en la construcción de nuestro Templo interior. La meta es modificarse a sí mismo.

Los malos aspectos harán que los trabajos descritos se lleven a cabo en circunstancias dramáticas y violentas. Estaremos hablando de mutilaciones, autodestrucciones.

No podemos olvidar que este decanato está bajo la tutela de Hochmah, el Centro del Amor y de la Providencia, por lo que diremos que la persona se encuentra protegido.

3º Decanato: Es el decanato Vav, y dado que nos encontramos en Aries, un signo Yod, este espacio representa un anticipo de los trabajos que se realizarán cuando alcancemos la fase Vav-Sagitario.

El regente planetario es Júpiter, signo que gobierna sobre Sagitario.

Sefiróticamente, la fuerza actuante es Binah.

Estamos pues en un trabajo de anticipación de la fase Vav, la de los frutos, por lo que diremos que éstos, serán ácidos, parecen maduros pero no lo son.

Estaremos en esa dinámica, es decir, “apariencia que no corresponde con la realidad”. Su vida será un engaño. Aparentará lo que no es, tanto para lo bueno como para lo malo.

Ese impulso que le lleva a conquistar el mundo exterior, sin antes haber realizado los trabajos previos, hará que se meta en experiencias que no son para ellos.

Verdaderamente, la vehemencia con la que transmiten su fe, contagiará a los demás, y conseguirá abrir nuevas perspectivas, aunque él, nunca podrá alcanzar la etapa de los logros.

En este espacio cósmico, se sitúan los promotores del futuro.