sábado, 10 de febrero de 2018

Astrología Cabalística: ¿Cómo levantar una carta astral? (II)


EJEMPLO PRACTICO
Pongamos un ejemplo para facilitar la comprensión de los pasos expuestos.
Cualquiera que esté interesado en calcular las posiciones de su nacimiento y no cuente con los datos necesarios, puede solicitarlo en la siguiente dirección: jjmp20@telefonica.net.

Datos necesarios:
  • Fecha de nacimiento: 17 de febrero de 1960.
  • Hora: 22 horas y 53 minutos.
  • Lugar: Sevilla.

CALCULOS:
CAMBIOS HORARIOS (TIEMPO DE GREENWICH):
El 17 de febrero de 1960, España tenía una hora de adelanto con respecto al meridiano de Greenwich, por lo tanto restaremos esa hora a la de nacimiento para obtener el Tiempo de Greenwich (TG). (Ver tabla)

22 h 53 min - 1 h = 21 h 53 min (TG).

APLICACIÓN DE LA LONGITUD (HORA LOCAL EXACTA):
La longitud de Sevilla: 6 grados 1 minuto Oeste.
La reconvertimos a tiempo: 6 grados x 4 minutos = 24 minutos aproximadamente. (Ver tabla).

Como el nacimiento es al Oeste de Greenwich, se la restaremos a TG:
21 h 53 min - 24 min. = 21 h 29 min.
Este resultado es la Hora Local Exacta o Intervalo (HLE).

TIEMPO SIDERAL:
Tomamos la HLE (Hora Local Exacta) y le sumamos el Tiempo Sideral dado en las efemérides para el día de nacimiento (Ver tabla):
HLE =           21 h 29 min. 00 seg.
TS 17-2-60:    9 h 43 min. 56 seg.
SUMA:          30 h 72 min. 56 seg.
Transformando los minutos a horas: 31 horas 12 minutos 56 segundos.

CORRECCION DEL INTERVALO:
Tiempo Sideral = 31 h 12 min 56 seg.
Corrección 10 segundos por cada hora del HLE. = 3 min. 32 seg. (Ver tabla).

SUMA = 31 h 15 min. 88 seg.

Transformando los segundos a minutos: 31 horas 16 minutos 28 segundos.

Como dicho resultado supera las 24 horas, le restamos esas mismas horas:

31 h 16 min 56 seg - 24 h.

Resultado = 7 h 16 min. 28 seg. = ARMC

Si consultamos las Tablas de Casas (ver tabla):
Tiempo Sideral
10
a
11
b
12
c
ASC
d
2
e
3
f
7 h 13 min. 43 seg.
17 gr.
20 gr.
20 gr.
15 gr. 4 min.
13 gr.
14 gr.
7 h 18 min. 00 seg.
18 gr.
21 gr.
21 gr.
15 gr. 57 min.
14 gr.
15 gr.
Podríamos tomar directamente el TS de 7 horas 18 minutos y 00 segundos, pues es el más aproximado al que hemos obtenido (7 h 16 min. 28 seg.), sin embargo, si deseamos conocer el grado exacto del Ascendente debemos ser más rigurosos en los cálculos y hallar la parte proporcional para el TS de nacimiento. Aplicaremos una simple regla de tres y diremos:
Calculamos la diferencia entre los TS entre los que se encuentra el de nacimiento:

7 h 18 min. 00 seg
7 h 13 min. 43 seg.
Diferencia:
4 min. 17 seg.


Calculamos la diferencia de los Ascendentes correspondientes a dichos TS:

7 h 18 min. 00 seg
15 grados 57 minutos de Libra.
7 h 13 min. 43 seg
15 grados 04 minutos de Libra.
Diferencia:
0 h 4 min. 17 seg
0 grados 53 minutos.

Calculamos la diferencia entre el TS de nacimiento y el más aproximado:

7 h 18 min. 00 seg.
7 h 16 min. 28 seg.
Diferencia:
1 min. 32 seg.

Y decimos, si en 4 min, 17 seg., el Ascendente recorre 53 min, en 1 min. 32 seg., el Ascendente recorre (x) min.
Prescindimos de los segundos: (1 min. x 53 min)/4 min. = 53 min/4 min= 13 min.
Si restamos 13 minutos a la posición del Ascendente para las 7 horas 18 minutos 00 segundos, tendremos el Ascendente exacto para el Tiempo Sideral de nacimiento: 15 grados 57 min - 13 min. = 15 grados 44 min. de Libra.
Aquellos que crean conveniente conocer en grados y minutos las demás Casas, podrán seguir estos pasos (personalmente no lo creo necesario). Por lo tanto, tomaremos las posiciones dadas en las Tablas de Casas para el ARMC más cercano, en este caso se corresponde con: 7 h 18 min 00 seg. Las posiciones de las Casas quedan de la siguiente manera:

CASAS
GRADOS/MINUTOS
SIGNO
ASCENDENTE
15 grados 45 minutos
Libra
Casa II
14 grados
Escorpio
Casa III
15 grados
Sagitario
Casa IV
18 grados
Capricornio
Casa V
21 grado
Acuario
Casa VI
21 grado
Piscis
Casa VII
15 grados 45 minutos
Aries
Casa VIII
14 grados
Tauro
Casa IX
15 grados
Géminis
Casa X (MEDIO CIELO)
18 grados
Cáncer
Casa XI
21 grados
Leo
Casa XII
21 grados
Virgo




CALCULO DE LAS CASAS TERRESTRES PARA LATITUDES AUSTRALES (HEMISFERIO SUR)
Cuando el nacimiento se produce en el hemisferio sur, debemos seguir los siguientes pasos:
  • Determinar la Hora sideral de nacimiento (ARMC) y se añadirá 12 horas.
  • Buscaremos en las Tablas de Casas para igual latitud. Extraemos los grados que se muestran, pero utilizaremos los signos opuestos.  

viernes, 9 de febrero de 2018

Astrología Cabalística: ¿Cómo levantar una carta astral? (I)


INTRODUCCION
Soy totalmente consciente, que hoy día gracias a los adelantos informáticos existen multitud de programas que nos calculan la carta astral y nos permite llevar a cabo cuántos cálculos añadidos queramos, es más, personalmente recurro a estos programas con cierta frecuencia.
Sin embargo, me gustaría exponer el resultado de mis experiencias en este campo, ya que, considero de
especial importancia, que el principiante, el que se acerca por primera vez a la astrología con el propósito de conocer en profundidad los secretos que encierra, debería evitar el hacer uso de los programas informáticos en su primera etapa, de lo contrario se "perderá" el encuentro con la magia especial que conlleva el elaborar por uno mismo el Mapa Natal.
Reconozco que al principio me pasaba inadvertida toda la información que iba recibiendo en la medida en que extraía datos de la carta que levantaba, pero con el tiempo, se produjo algo maravilloso que tan sólo experimentándolo se podrá comprender en su amplitud. Llegué a conectar tan profundamente con la carta en su proceso de elaboración, que veía como me "hablaban" cada uno de los símbolos que iba recibiendo. Al terminar su elaboración, tenía en mi poder una información sobre la carta que me ayudaba a acercarme con mucha mayor seguridad a la parte que considero más importante de la astrología, la interpretación.
Es por ello, que dedico este capítulo al levantamiento del mapa natal a la vieja usanza, podríamos decir. Espero que les sea de provecho y quedo a vuestra disposición para aclarar cualquier duda que pueda suscitar el tema.
Tan sólo una nota aclaratoria antes de pasar a definir cada uno de los “elementos” que intervienen en el proceso del cálculo de una carta astral. El contenido de esta primera parte del nivel, debe servir como teoría. Dado que nos adentraremos en una terminología poco conocida, os anuncio que debéis tener paciencia en el proceso, pues en la medida en que avanzamos, iremos dándonos cuenta de que no es nada difícil. Ahora, adelante.
EFEMERIDES ASTROLÓGICAS
Uno de los propósitos del estudio de la astrología, es el conocer la relación de Dios y el Hombre. Podríamos hablar de evolución, de destino kármico, de aspectos influenciables, o tal vez de rasgos psicológicos, sin embargo, en todos estos enfoques descubrimos un punto en común. Se trata de una relación individual. ¿Qué importancia tiene este matiz?

Sencillamente, nos lleva a detenernos en algo que es uno de los fundamentos más interesantes y discutidos de la astrología.

Cada ser se diferencia de otro ser, desde el punto de vista astrológico, en la medida en que nacen en distintas longitudes, latitudes y tiempo. Por ello, la astrología debe contar con herramientas que nos permitan conocer esas coordenadas con fidelidad. Las efemérides, haciendo función de “almanaque”, recoge esa amplia y necesaria información. Nos documenta de la posición de los planetas en el Sistema Solar para cada día del año. En ella se recogen datos sobre la longitud, declinación, así como otra serie de fenómenos que se producen en el ámbito astronómico. Por lo tanto, las efemérides son imprescindibles para realizar los cálculos para el levantamiento de un mapa astral. Nos encontramos con dos tipos de efemérides, las astronómicas, que registran las posiciones en términos heliocéntricos, y las astrológicas, que lo hacen en términos geocéntricos.
Por último, indicar, que en el mercado se pueden encontrar efemérides cuyos datos vienen calculados para el antiguo día astronómico que empezaba al mediodía. Sin embargo, a partir del 1 de enero de 1925 aparecen las primeras efemérides calculadas para medianoche. Será con estas últimas, con las que trabajaremos cuando analicemos el cálculo de la Carta Astral.
TABLAS DE CASAS
Hemos dicho, que la latitud es uno de los factores que debemos valorar a la hora de determinar las influencias estelares con respecto al individuo. Por lo tanto, se hace necesario unas tablas donde se recoja esta información. Para ello, existen las llamadas Tablas de Casas. En ellas, se indican los grados de los signos del zodíaco que se encuentran en cada una de las cúspides de las 12 Casas Terrestres en diferentes latitudes y para cada grado de Ascensión Recta, o lo que es lo mismo, para cada 4 minutos de Tiempo Sideral.
Los cuatro sistemas conocidos son el Campanus, Regiomontanus, el Horizontal y el de Plácidus, siendo este último, el que más uso tiene a nivel universal.
Todos estos términos se irán aclarando cuando elaboremos un ejemplo de cálculo de Carta Astral paso a paso ¡No se me asusten!
HOROSCOPO
Cuando se produce el nacimiento de una criatura en el mundo físico, la primera inspiración que precede al llanto como manifestación de vida, permite que ese aporte de oxígeno, rico en energía vital-etérea, lleve implícito en sí todo un código de influencias astrales, que sin lugar a duda, debemos entenderla como el programa divino del cual, en su estado actual, es totalmente inconsciente, pero que con su posterior crecimiento y evolución, irá asimilando a título de experiencias y progreso.
Gracias a ese preciso y único momento en el que se produce la inspiración, podemos contar con una fotografía del cielo cósmico. Si los datos que obtenemos de ese momento estelar lo traducimos en una representación esquemática, llamaremos a ésta, horóscopo.
Con lo dicho, podemos entender que no existen dos horóscopos iguales, o lo que es lo mismo, dos vidas gemelas.
El horóscopo es conocido, igualmente, como Carta Natal, Natalicio, Figura Natal, Mapa Astral, Cuadro Celeste, etc., aunque debemos decir, que se refiere estrictamente hablando, al Ascendente, puesto que los cálculos que en él se recogen se basan en la hora de nacimiento.
Existen diferentes modelos (gráficos) de horóscopos. El diseño del formato no es lo más importante en este tema, y hoy en día, los amantes de la informática podrán hacer uso de su imaginación y crear modelos que satisfagan sus necesidades. Existen "mandalas" en los que Aries aparece en la parte oriental del círculo donde se inscriben los signos. En cambio, en otros, los sectores destinados a los signos están en blanco, permitiéndonos colocar en el punto oriental al signo de nuestro Ascendente.
El formato que vamos a utilizar es este último. En él, además de los círculos, podemos encontrar una serie de recuadros donde se recoge información del horóscopo, fundamentalmente, las diferentes clasificaciones de los signos, así como las distintas posiciones planetarias.
CALCULO DE LA CARTA ASTRAL

La opinión general piensa que el "levantar" un horóscopo está fuera de sus posibilidades. Les resulta fácil imaginar que se enfrentan ante unos conocimientos de difícil comprensión, y ante ello, deciden abandonar su empeño por el estudio de la astrología. Sin embargo, permítanme que les adelante a quienes se encuentren en esa situación, que los únicos conocimientos "técnicos" que se requieren para llevar a cabo los cálculos de un horóscopo, son saber sumar, restar y multiplicar.

Antes de dar comienzo a las operaciones correspondientes, debemos saber que existen una serie de datos que son imprescindibles conocer para poder llevar a cabo los cálculos de la Carta, estos son:
·         Las fechas del día, mes y año en el que se produce el nacimiento.
·         El lugar de nacimiento.
Es de suma importancia conocer la hora lo más exacta posible, ya que un signo consta de 30 grados, lo que traducido a tiempo equivale a 120 minutos, es decir 2 horas.
Un error de media hora supondría una variación de 7 grados en el cálculo del Ascendente, lo cual es decisivo para que no podamos penetrar en la verdad que encierra en sí misma la Carta, fundamentalmente, si nos encontramos interesados en conocer los periodos en los que se darán los acontecimientos marcados en nuestro destino.
Conocer el lugar del nacimiento no es menos importante, puesto que ello nos permitirá hallar la longitud y la latitud. Indicar, que para efectuar los cálculos debemos emplear la longitud traducida a tiempo. Muchas tablas la indican en grados, lo único que tenemos que hacer para su conversión, es multiplicar por 4 minutos cada grado. Ejemplo: la longitud de Sevilla es 6 grados 1 minuto Oeste. Para pasar a tiempo, multiplicamos por 4 minutos cada grado: 6 x 4 = 24 minutos.
La latitud en cambio siempre viene dada en grados y así la utilizaremos. Sevilla se encuentra a 37 grados 23 minutos Norte.
Los cálculos se dividen en:
·         Determinación de las Casas Terrestres (cálculo del Ascendente).
·         Cálculo de la posición de los planetas.
CALCULO DE LAS CASAS TERRESTRES
CAMBIOS HORARIOS:
El primer paso consistirá en adaptar la Hora Oficial de reloj a Tiempo de Greenwich, el meridiano patrón (si queréis podéis comprobar este dato en un atlas, sabiendo que Greenwich se sitúa en Inglaterra). Para llevar a cabo esta conversión, existen tablas donde se recogen dicha información, especificándose incluso las fechas en las que se introduce el horario de verano.
APLICACIÓN DE LA LONGITUD AL TIEMPO DE GREENWICH:
Dado que todos los datos que se extraen de las Efemérides vienen calculados para Greenwich, debemos llevar a cabo una nueva rectificación horaria (salvo cuando el nacimiento se produce en la longitud 0, es decir, en el mismo Greenwich). Cuando el nacimiento se produce al Oeste de Greenwich, la longitud en tiempo se restará al Tiempo de Greenwich; si se produce al Este, la longitud se sumará.
El resultado de esta operación nos dará una nueva hora a la que llamaremos Hora Local Exacta o Intervalo.
TIEMPO SIDERAL:
La Hora Sideral -como ya sabemos- viene dada en las Efemérides para cada día del año. Debemos extraer la información de esa Hora en virtud al día de nacimiento y añadírsela a la Hora Local Exacta/Intérvalo (HLE).
Debemos aclarar que las efemérides con las que vamos a trabajar están calculadas para medianoche.
CORRECION DEL INTERVALO:
La Hora sideral cambia aproximadamente 4 minutos cada día, o lo que es lo mismo, 10 segundos cada hora. Por tal motivo hay que llevar a cabo un ajuste de la Hora Local Exacta, y para ello haremos una corrección de 10 segundos para cada hora del Intervalo y la sumaremos al dato que ya teníamos.
El resultado final es la Hora Sideral del nacimiento, llamada también Ascensión Recta del Medio Cielo (ARMC).
Puede ocurrir que el ARMC sea mayor de 24 horas, y cuando esto sucede, le restaremos ese mismo número de horas. El resultado será el ARMC definitivo.
Obtenido el ARMC, tomamos las Tablas de Casas y la abrimos para la Latitud del lugar de nacimiento (la más aproximada). En primer término buscaremos en la columna encabezada por TS (Tiempo Sideral), y nuestra tarea es buscar el TS más aproximado al hallado en los cálculos.
Si nos fijamos, veremos que junto al TS encontramos una serie de seis columnas encabezadas cada una de ellas por un número y por un signo, a excepción de una de ellas, que se encabeza con la abreviatura ASC (Ascendente). Por lo tanto, si tomamos el TS más aproximado para nuestra carta y extraemos los datos que para esa hora vienen dados, tendremos la oportunidad de conocer las posiciones de las Casas Terrestres.
¡Muy asustados!. No os dejéis impresionar, pues en la siguiente parte del nivel nos adentramos en un ejemplo. Poco a poco, recuperaréis de nuevo la ilusión, y cuando tengáis dominado la técnica, estoy seguro de que os pondréis a levantar las cartas de vuestros seres queridos, a mí me ocurrió.

jueves, 8 de febrero de 2018

Astrología Cabalística: "Las Fuerzas Sagradas"

Tendremos que utilizar el Génesis como fuente original donde se narra la gran odisea de la Creación, para encontrar la información necesaria para comprender el significado de las Fuerzas que participaron en esa magna Obra.

Podemos leer en el texto sagrado del Génesis, cómo se hace referencia a la entidad creadora -Dios- con el nombre de Jehová, el guía y protector del "pueblo elegido". Quiero hacer observar, que pongo entre comilla lo de pueblo elegido, ya que, para muchos, en particular para el pueblo Judío, el reconocerse como los "elegidos" les ha llevado a un profundo error de interpretación que se está salvando hasta nuestros días con regueros de sangre y dolor.
Dios, Jehová, el Creador, nos ha hecho a todos iguales. ¿Cómo podemos pensar que salvará a unos sí y a otros no?
En nuestra sociedad, encontramos núcleos de personas que llamados por un ideal religioso defienden ser los únicos que se salvarán, por el solo hecho de ser seguidores de la doctrina de Jehová.
Bien, al margen de temas ideológicos, los cuales me gusta respetar por principio, lo que sí nos interesa matizar desde el punto de vista cabalístico, es el significado místico que encierra el nombre sagrado de JEHOVÁ.
Si traducimos este término al lenguaje sagrado por excelencia, el hebreo, tendremos las siguientes letras sagradas: Yod, He, Vav y 2º He.
Si como en el Génesis se afirma, Jehová (rostro de la divinidad representante del Centro de Conciencia Binah) fue quien llevó a cabo el proceso organizativo de la creación, es lícito pensar que en Jehová deben encontrarse las Fuerzas que constituyeron dicha creación, es decir, lo que nosotros llamamos las Fuerzas de la Naturaleza.
Diremos que cada una de las letras que forman el nombre de Jehová representa una fuerza activa en un determinado periodo, ya sea en relación a la creación o en nuestros propios asuntos particulares.
El Yod, está en relación simbólica con lo que representa la semilla, es decir, estamos ante la fuerza primigenia, totalmente imprescindible para que cualquier trabajo de creación se lleve a cabo. Representa en el Árbol a Kether, el Padre, y se convierte en el estado germen de toda energía. Representa la voluntad, la fuerza de empuje.
El He, es una fuerza pasiva, adoptando la misma condición que la tierra que se ofrece dispuesta a ser penetrada por la semilla del Yod. Se trata de una fase puramente interiorizadora, de gestación. Está en analogía con la madre como arquetipo de la facultad de gestar. Los trabajos de esta fase se llevan a cabo internamente.
El Vav, es la fase de exteriorización. Cuando la semilla penetra en la tierra se produce un proceso de transformación de esa semilla, la cual llega a manifestarse externamente, dando lugar a la planta. En el proceso generativo, se trata del nacimiento del hijo, tras la fusión del esperma (Yod) y el óvulo (He). Con el Vav entramos en una dinámica de actividad externa, es decir, la potencialidad del Yod se traduce en acciones.
El 2º He, es la etapa de los frutos. La planta desarrolla de sí misma el potencial que lleva implícito, dando lugar al resultado, el cual a su vez, al igual que el fruto, lleva en sí mismo la semilla de un nuevo ciclo, permitiendo y asegurando la perpetuidad del proceso evolutivo. Es igualmente el fruto que da el hijo, superando la situación en la que partió el Yod-Padre. En esta dinámica se encuentra oculta la rivalidad de principios entre padre e hijos.

APLICACIÓN DE LAS FUERZAS SAGRADAS AL ARBOL CABALISTICO
Ya hemos dicho que cada una de estas Fuerzas Activas tiene un protagonismo dentro de cualquier proceso creador. El Árbol refleja el esquema de la Organización Divina en relación a la creación del universo en el que estamos evolucionando, por lo tanto, cada uno de los Séfiras tendrá una estrecha relación con las fuerzas constitutivas. Veámoslas:
·         Kether es el Yod primordial.
·         Hochmah es el He primordial.
·         Binah es el Vav primordial.
·         Hesed es el 2º He primordial y al mismo tiempo, al ser el fruto, el Yod de un nuevo ciclo.
·         Gueburah es el He de ese nuevo ciclo.
·         Tiphereth es el Vav.
·         Netzah es el 2º He, y al tratarse de un nuevo fruto, es también el Yod de un nuevo ciclo.
·         Hod es el He.
·         Yesod es el Vav, y por último,
·         Malkuth es el 2º He.
Ahora bien, si estudiamos el Árbol Cabalístico por planos, tendremos:
·         Kether, Hochmah y Binah, son Yod.
·         Hesed, Gueburah, Tiphereth, son el He.
·         Netzah, Hod y Yesod, son el Vav, y por último,
·         Malkuth es el 2º He.
Si lo consideramos por Columnas:
La del centro será:
·         Kether, es el Yod,
·         Tiphereth, es el He,
·         Yesod, es el Vav, y
·         Malkuth, es el 2º He.
La de la Derecha será:
·         Hochmah, es el He.
·         Hesed, es el Vav.
·         Netzah, es el 2º He-Yod
La de la Izquierda será:
·         Binah, es el Vav.
·         Gueburah, es el 2º He-Yod.
·         Hod, es el He.
Las vinculaciones que estamos aportando nos ayudarán a comprender los trabajos de cada uno de los Séfiras, y así mismo, de los signos y planetas que están relacionados con los mismos.
Cuando decimos que Binah es el Vav primordial, estamos queriendo decir, que es el cristalizador de las formas, el que establece las leyes por las cuales deben regirse todas las cosas.
Cuando decimos que Gueburah es el 2º He de la columna de la izquierda, lo que estamos diciendo, es que se convierte en el fruto (2º He) de la Ley (Binah-Vav), es decir, el que lleva a la ley a la práctica. ¿No es esa la labor de la Justicia? En el capítulo dedicado al Árbol decimos que el atributo de Gueburah es Justicia. Marte como planeta que se ubica en Gueburah, representa el defensor de la Ley y el que nos enfrenta al pago de la misma, desde el punto de vista práctico. ¿Acaso no es eso ser el fruto de la ley?
Si dedicamos tiempo a relacionar cada uno de los Séfiras con las fuerzas sagradas comprenderemos mucho mejor toda la dinámica astral.
Podemos, igualmente, aplicar las Fuerzas Constitutivas a los Cuatro Elementos, y entonces diremos que:
·         El Fuego es el Yod.
·         El Agua, es el He.
·         El Aire, es el Vav, y
·         La Tierra, el 2º He.
Por lo tanto, tendremos que Aries-Leo-Sagitario son signos Yod. Cáncer-Escorpio-Piscis son signos He. Libra-Acuario-Géminis son signos Vav, y Capricornio-Tauro-Virgo son signos 2º He.
Pero dentro de cada Elemento, también podemos aplicar la dinámica de las Fuerzas Constitutivas:
·         Aries, es el Yod; Leo, es el He, y Sagitario, es el Vav.
·         Cáncer, es el Yod; Escorpio es el He, y Piscis, es el Vav.
·         Libra, es el Yod; Acuario, es el He, y Géminis, es el Vav.
·         Capricornio, es el Yod; Tauro, es el He, y Virgo, es el Vav.
Si alguien se pregunta cuál es el 2º He en esta relación, que se pregunte si el resultado material de los signos, no es el hombre en sí mismo.
Para finalizar con este capítulo, volver a insistir, que cualquier ciclo creador, sea del tipo que sea, está bajo la influencia de esta dinámica, de Jehová. Si la dividimos en cuatro partes o etapas, sabremos reconocer las particularidades descritas de cada una de ellas.