sábado, 1 de julio de 2017

Aportaciones Astrológicas al Transgeneracional

Un curso de milagro dice: todo lo que está dentro de ti y todas las personas que te rodean forman parte de tu mundo. Por lo tanto cada una está haciendo el papel que le corresponde. Si queremos saber dónde estamos, que es lo que estamos haciendo y que es lo que estamos recibiendo es muy simple, observa tu exterior, quién está contigo, qué te refleja tu exterior. Sobre todo el juicio que haces fuera es el que te haces a ti mismo. Cuando tomamos consciencia de ello, todo es más fácil. No hace falta hacer un viaje al interior, si queremos saber cómo estamos nosotros dentro, solo hay que observar fuera. 

Está escrito, que aquello que des es lo que vas a recibir, pero si no sabes lo que estás dando, observa lo que estas recibiendo. 

El transgeneracional es esta misma idea llevada a una praxis: yo puedo saber de mí mismo conociendo mis ancestros. Y si no se de mis ancestros, me conozco, indago en mi mundo y sabré como eran mis ancestros. Así de simple. (Enric Corbera, “La influencia de los antepasados en nuestras vidas”). 

He querido comenzar este ensayo sobre la Astrología y el Transgeneracional, con unas frases pertenecientes a la conferencia dada por Enric Corbera sobre esta técnica sumamente interesante. La razón de ello, responde a una respuesta de sincronía con el “programa” que nos insufla en la jornada de hoy el Ángel Umabel, especialista en hacernos comprender la “Ciencia de las Analogías y de las Afinidades”. No ha sido sin duda casualidad, que a lo largo de esta jornada, haya tenido acceso a un reveladora intuición basada en la Ley de la Analogía. El desencadenante de dicha revelación, me ha venido dada mientras que leía a cerca del Transgeneracional y concretamente al conocer las diferentes vías que existen para determinar nuestra “afinidad” con nuestros ancestros.

Transcribo un resumen sobre este tema publicado por Romi Di Domenico:

“Ser un doble de un ancestro significa que la historia que vivió este ancestro te incumbe, si es una historia positiva llevas esos recursos incorporados y si es una historia dramática, llevas también esa carga porque el árbol tiene tendencia a buscar su propia reparación, así si hay algo que no ha sido resuelto en el árbol, se va a reproducir en los descendientes para darles la oportunidad de reparar ese conflicto y liberar así al árbol de ese drama.

La primera forma de encontrar de quien somos dobles es a través del nombre, si nuestro nombre coincide con el nombre de pila de uno de nuestros ancestros, cosa muy usual en las familias, eso nos convierte directamente en dobles de este ancestro. A veces no es tan directo y es interesante hacer un estudio de las fechas, y para esto os recomiendo hacer este sencillo esquema que representan los meses del año en columnas.

En la primera columna tenemos enero, abril, julio y octubre, en la segunda tenemos febrero, mayo, agosto y noviembre y en la tercera tenemos marzo, junio, septiembre y diciembre. Lo primero que hay que hacer es fijarse a que columna pertenece la persona consultante, por ejemplo imaginemos que la persona consultante nació un 10 de julio, es decir que pertenece a la primera columna.

Y esto es interesante porque las personas que han nacido en meses que pertenecen a la misma columna y con una diferencia de +/- 7 días están de algún modo relacionadas. Así por ejemplo si una persona nace el 10/7, estará relacionada con personas que hayan nacido el mismo día, pero también con alguien nacido el 10/4 o el 10/10 porque esto significa que su fecha de nacimiento coincide con la fecha de concepción de la otra persona o a la inversa, que su fecha de concepción coincide con la fecha de nacimiento de la otra persona…

Y luego tenemos la línea de vida, que sigue estando en nuestra columna, pero en este caso a 6 meses (+/-7 días) de distancia. En el ejemplo de un consultante nacido el 10/7 sería alguien que hubiera nacido entre el 3 y el 17 de enero. Las personas que están en nuestra línea de vida son personas con las que estamos relacionados, pero de otra manera, en este caso suelen ser maestros para nosotros, lo que esta persona vivió, nos sirve para nuestra vida, es un ejemplo de lo que hay que hacer o de todo lo contrario, de lo que no hay que hacer.
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12

Desde el punto de vista Astrológico, cada nº/mes está relacionado con un signo, y el esquema que se forma a la hora de establecer dicha relación, ha sido revelador, pues la afinidad se produce en la división Cuaternaria, la que da lugar a las Cuadriplicidades Astrológica dividiendo a los signos en Comunes, Fijos y Mutables. Cada una de estas subdivisiones establece una característica esencial para los Signos, pero de cara a la vinculación que pretendo establecer con el transgeneracional, lo más significativo es apreciar que la vinculación de los signos por la afinidad establecida relaciona Signos cuya relación es “disarmónica”. Siguiendo el ejemplo expuesto por Romi Di Domenico, si he nacido el 10/7, pertenezco al signo de Cáncer y si en mi árbol genealógico tengo a un ancestro que haya nacido el 10/4, éste es reconocido como mi doble por haber nacido en la fecha coincidente con la fecha de mi concepción. Siendo así, este ancestro respondía al signo de Aries. Bien, desde el punto de vista Astrológico, los signos Cáncer y Aries forman una relación de Cuadratura o lo que es lo mismo, la distancia que los separa es de 90º, aceptándose un orbe medio de 7º (en afinidad con el orbe permitido para las fechas). ¿Qué significado tiene este aspecto Astrológico? La Cuadratura está considerado el aspecto más disarmónico de cuantos existen. Cuando se produce esta relación, el individuo dispone de mucha energía, más que la normalmente necesaria para realizar un acto. Esto le lleva a cometer excesos, impulsando al individuo a actuar fuera de su norma y dándole la capacidad de realizar actos desmesurados. Resultará forzosamente perturbadora. Actúa sobre la naturaleza emocional, y ha de impulsar hacia una conducta emotiva desordenada. La respuesta negativa a este impulso es la inmoralidad: dispersión sexual, la traición, el robo, el crimen, el atropello, etc. La respuesta positiva, llevará a realizar algo fuera de lo ordinario, ser un héroe en un dominio determinado.

Es un dato interesante conocer esta relación, pues no ayuda a comprender uno de los sentidos que acompañan al transgeneracional, su aspecto “reparador”. Si conozco el significado de las “energías” que se relacionan por afinidad astrológica, en este ejemplo, los signos de Cáncer y Aries, podré tener “pistas”, información de cuál puede ser la energía a reparar.
g
h
i
^
_
`
a
b
c
d
e
f


En cuanto a la relación que se establece en la Línea de Vida, esto es cada 6 meses, cuando lo aplicamos a los aspectos Astrológicos, observamos que hace referencia a signos que se encuentran a una distancia de 180º. Este aspecto se conoce con el nombre de Oposición y se trata de un aspecto que nos lleva al aprendizaje de la integración. Generalmente relaciona a signos cuyos Elementos son opuestos, por ejemplo, si hemos nacido el 10/7 y en nuestro árbol encontramos a un ancestro que haya nacido el 10/1, diremos que esa persona forma parte importante en nuestras vidas a establecerse en la Línea de Vida. Los signos que se encuentran en Oposición son Cáncer (Elemento Agua) y Capricornio (Elemento Tierra). Son signos de Elementos opuestos llamados a la integración, pues ambos se necesitan para su evolución. El Agua necesita la Tierra y viceversa.

Bien, alcanzado este punto, establecida esas afinidades dadas por las fechas de nacimiento y concepción, desde el punto de vista aportado por el conocimiento astrológico, existe otro aspecto que considero importante y significativo, el cual viene aportado por la hora y lugar de nuestro nacimiento y, que dicho sea de paso, nunca es casual. Ese momento estelar en el que el Espíritu penetra en el vehículo físico cuando se produce la primera inspiración, dando lugar a la primera experiencia de “separación” con su ente creador, marcar igualmente una relación con las Fuerzas Zodiacales, dando lugar a un signo al que se le conoce como Ascendente. Este sector astrológico nos informa de todo lo relacionado con nuestro Yo individual, con nuestra personalidad, con nuestro poder de acción (propósitos, iniciativas, perspectivas). Es un sector vital para cada uno de nosotros, por lo que debe ser tenido, igualmente, en cuenta a la hora de buscar las afinidades con nuestros ancestros. Si al igual que comparamos los signos, en virtud a las fechas de nacimiento y concepción, lo hacemos con los hallados en virtud a la hora y lugar de nacimiento, esto es, en consideración al Ascendente, tendremos una información ampliada en la relación con nuestros ancestro. Para poder averiguar dicha relación, necesitamos levantar la carta de dichos familiares, y establecer su signo Ascendente, el cual, compararemos con el nuestro. Si los signos hallados se encuentran en relación de Cuadratura, sin duda, tendremos una información que, potencialmente, nos indica que existen energías que deben ser reparadas. Si la relación entre dichos signos ubicados en el Ascendente es armónica (Sextil y Trígono), las energías del signo Ascendente de nuestro ancestro influenciarán positivamente en el desarrollo de nuestra personalidad.

Una información más ampliada sobre los aspectos Astrológicos, lo podréis encontrar en el siguiente enlace: http://nuevosarquetipos.blogspot.com.es/2012/04/astrologia-cabalistica-los-aspectos.HTML 

No hay comentarios:

Publicar un comentario