lunes, 27 de marzo de 2017

Génesis: "El Despertar del Ser" - 7ª parte -

Trabajos del 5º Día de la Creación.

Traducción Convencional: “Dijo luego Dios, hiervan de animales las aguas y vuelen sobre la tierra aves bajo el firmamento de los cielos. Y así fue. Y creo Dios los grandes monstruos del agua y todos los animales que bullen en ella, según su especie. Y vio Dios ser bueno, y los bendijo, diciendo: procrear y multiplicaos y henchid las aguas del mar, y multiplíquense sobre la tierra las aves. Y hubo tarde y mañana, día quinto”.

Pasemos a la traducción de Fabre d´Oliver: “Luego dijo, Él-los Dioses: las Aguas emitirán en abundante diversidad los principios vermiformes y volátiles de un alma de Vida, moviente en la tierra y voloteante en la expansión etérea de los cielos. Y Él, el Ser de Seres produjo la existencia potencial de esas inmensidades corporales, legiones de monstruos marinos y la de toda alma de vida, animada de un movimiento reptiforme, cuyos principios emitían las Aguas en abundancia, según su especie y la de todo pájaro de ala fuerte y rápida, según su especie; y considerando esas cosas, Él, los Dioses vio que serían buenas. Bendijo esos seres y declarándoles su voluntad dijo: propagaos y multiplicaos y llenad las aguas de los mares, afín de que la especie volátil se multiplique en la tierra. Y tal fue el occidente, y tal el oriente, el objetivo y el medio, el término y el arranque de la quinta manifestación fenoménica”.

Las Enseñanzas recogidas por autores como Max Heindel y Kabaleb, entre otros muchos estudiosos del Génesis, nos revelan que dicha obra es como una “guía” donde se detallan los “trabajos” que iba a realizar Dios –Elohim- a la hora de llevar a cabo su Proyecto Creador, estableciendo de este modo, la “ruta” a seguir para alcanzar su condición evolutiva.

Ya hemos dicho, que Elohim es el Dios de nuestro Sistema Solar. Cada uno de los Sistemas Solares cuenta con una Entidad Creadora. Entiendo que se hace necesario dedicar unas letras a la no fácil tarea de “identificar” a la Esencia de nuestro Creador, pues de este modo, podremos comprender mejor, que la Gran Obra por Él trazada, se encuentra en un permanente estado de construcción.

Para llevar a cabo este propósito, recurriré a la obra de Max Heindel “Concepto Rosacruz del Cosmos”:

“Es muy cierto que los nombres en sí mismos no son importantes, pero sí importa, y mucho, el que sepamos lo que queremos significar con un nombre; de lo contrario, nos equivocaremos, y si los escritores e instructores no se determinan a emplear una nomenclatura común, la confusión actual al respecto se hará  todavía  peor.  Cuando  se  emplea  el  nombre  de  "Dios",  casi siempre es dudoso si se quiere indicar al Absoluto, la Existencia Una, o al Ser Supremo, que es el Gran Arquitecto del Universo, o a Dios, que es el arquitecto de nuestro Sistema Solar”.

“Débese recordar que los Mundos y Planos Cósmicos no están unos arriba de los otros en el espacio, sino que los siete planos smicos se interpenetran unos a otros e interpenetran a todos los siete mundos. Son estados de espíritu-materia, compenetrándose unos a otros; así que Dios y los otros Grandes Seres mencionados no están muy lejos en el espacio. Ellos compenetran todas y cada una de las partes de sus propios reinos y aún reinos de mayor densidad que la suya propia. Ellos están todos presentes en nuestro mundo y están actualmente y de hecho "más próximos a nosotros que nuestros pies y manos", porque ninguno de nosotros puede existir fuera de esas Grandes Inteligencias que interpenetran y sostienen nuestros mundos con su Vida”.

“El más denso de ellos es el séptimo (contando de arriba abajo). Está representado en el diagrama como el más grande de todos, debido a que con este plano es con el que estamos más relacionados y se deseaba indicar sus principales subdivisiones. En realidad, sin embargo, ocupa un espacio menor que el ocupado por cualquiera de los otros planos smicos, si bien debemos, fijar en la mente que aún con esa restricción es inconmensurablemente grande y vasto, mucho más de lo que la mente humana puede concebir, comprendiendo en su extensión millones de sistemas  solares  parecidos  al  nuestro,  que  son  los campos  de evolución de muchos grados de seres que aproximadamente se encuentran en nuestro propio estado”.

“De los seis planos smicos superiores al nuestro no sabemos nada. Se nos ha dicho que son el campo de actividad de grandes Jerarquías de Seres de indescriptible esplendor”.

“Procediendo desde nuestro Mundo Físico hacia los mundos internos más sutiles y a través de los Planos Cósmicos, encontramos que Dios, el Arquitecto de nuestro Sistema Solar, la fuente y la meta de nuestra existencia, se encuentra en la más elevada división del séptimo plano Cósmico. Este es Su Mundo”.

“Cuando tratamos de descubrir el origen del Arquitecto de nuestro Sistema Solar, encontramos que debemos pasar al más elevado de los siete Planos Cósmicos. Estamos entonces en los dominios del Ser Supremo, emanado del Absoluto”.

El Absoluto está más allá de toda comprensión. Ninguna expresión o símil de los que somos capaces de concebir, puede expresar la verdadera idea. La manifestación implica limitación. Por lo tanto, podemos caracterizar mejor al Absoluto diciendo que es un Ser Ilimitado: La Raíz de toda Existencia”.

De esta Raíz de la existencia - lo Absoluto -- procede el Ser Supremo, en la aurora de la manifestación. Este es EL UNO”.

La información aportada por Max Heindel, nos ayuda a comprender que Elohim, el Dios de nuestro Sistema Solar, se encontraba en un proceso de crecimiento evolutivo orientado a alcanzar el siguiente peldaño en la Escala de la Evolución. Para conseguir dar ese salto cualitativo, diseñó un Proyecto Creador y expandiéndose, emanó de Sí Mismo a diferentes Oleadas de Vida, las cuales irían adquiriendo diferente niveles de Consciencia a lo largo de los diferentes Días de la Creación. Por lo tanto, estamos en condiciones de decir, que dicho Proyecto Creador está en plena ejecución. Actualmente, nos encontramos en el 4º Día de la Creación, en el que, como hemos visto, nuestra conciencia se encuentra adquiriendo experiencia a través del contacto con el Mundo Material.

Cuando abordamos los Trabajos propios del 5º Día, el campo de aprendizaje deja de ser el Mundo Físico y se traslada al Mundo del Deseo. Recordemos que todo lo creado necesita cuatro periodos para dar fruto, y si el germen del Cuerpo de Deseos fue plantado en el 2º Día, llegará a la fase 2º He en el 5º Día y será entonces cuando dará fruto. El aprendizaje central serán el desarrollo del Cuerpo de Deseos.

¿Qué significado tiene todo esto? Sencillamente, nos ayudará a entender la razón por la cual, Fabre d´Olivet, así como la traducción convencional, nos habla de la aparición de animales acuáticos y alados. Fabre traduce de acuerdo con las características del mundo actual y, dado que en épocas pasadas hubo monstruos marinos que se extinguieron, le ponen monstruos a la Obra divina cuando Moisés quiso nombrar únicamente a fuerzas prodigiosas que emanaban de las Aguas.

Recoge Fabre en sus notas que los traductores helenistas desnaturalizaron el pensamiento de Moisés al traducir por “las aguas producirán reptiles” unas palabras que indican una emisión, una liberación, un desprendimiento, acompañados de un movimiento, de una vibración, lo cual da una idea de emisión propagativa de origen motriz; una idea de desprendimiento generador. Sobre la palabra “volátil”, Fabre hace observar que lo que realmente significa el texto de Moisés es “un  movimiento fácil que planea por los aires y un movimiento pesado, encadenado a la tierra”. Ambos reciben la existencia del principio vital originado por las aguas. Se entiende así que esos pájaros no son tales pájaros, sino potencialidades de las Aguas, es decir, de los Deseos.

El Trabajo del 2º Día consistió en la división de las Aguas y mientras unas subieron al Cielo, las otras se quedaron en la Tierra. Cuando en nuestros Sentimientos Exaltados aparece un gran ideal, se manifiesta en los cielos en forma de águila. En cambio, si en nuestros Deseos aparece un Sentimiento monstruoso, destructor, aniquilador, ese Sentimiento se manifiesta en el mar bajo la forma de un monstruo marino.

Como hemos adelantado, en el 5º Día el Cuerpo de Deseos alcanza su plenitud y será el Cuerpo que nos servirá de vehículo para nuestras actuaciones. Nuestros deseos emitirán una abundante producción, multiplicándose en el cielo y en la tierra, es decir, será el motor que aportará vida e inspiración a las emociones y al pensamiento. Ese “cielo” hace alusión al plano superior, donde encontramos al Mundo Mental y, esa “tierra” alude, al plano propio donde emanan los Deseos. El Mundo del Deseo, en nuestro actual estado evolutivo, está habitado por Entidades Espirituales de un nivel de conciencia superior a la nuestra, que nos prestan su ayuda. En él se encuentran los Ángeles y Arcángeles. Cuando tengamos plena conciencia de dicho Plano, trabajaremos conjuntamente y ayudaremos a las Oleadas de Vida inferiores a la nuestra, los actuales animales y plantas.

La tutela de los Trabajos del 5º Día corre a cargo de Jehová-Binah, el legislador, el portador de un orden,  lo que nos asegurará que los Deseos no reinarán como soberanos absolutos, sino que tendrán que expresarse dentro de una ley y de un orden.

Cuando decimos que en el 5º Día, las Aguas alcanzan la fase de maduración, de perfección, estamos desvelando, igualmente, que el conflicto de “división” iniciado en el 2º Día, ha sido superado, queriendo con ello indicar, que los deseos que se mueven en las zonas altas como los que se arrastran en las bajas, cooperarán en la realización del Designio Primordial.

Para finalizar este capítulo dedicado al 5º Día de la Creación, os dejo información extraída del “Concepto Rosacruz del Cosmos” donde se nos revela la condiciones que rodearan al Ser cuando aborde los Trabajos del Periodo de Júpiter, o lo que es lo mismo, los Trabajos del 5º Día:

“En el Período de Júpiter, el hombre funcionará en su cuerpo vital de igual manera como funciona ahora en su cuerpo denso; y como ningún desarrollo es súbito en la Naturaleza, el proceso de separar los dos cuerpos ha comenzado ya. El cuerpo vital alcanzará un grado mucho mayor de eficiencia que el que tiene actualmente el cuerpo denso. Como que es un vehículo mucho más flexible, el espíritu podrá, entonces, usarlo de una manera imposible de realizar con nuestro vehículo denso actual”.

“En el Período de Júpiter la mente se vivificará hasta cierto punto y el hombre podrá entonces imaginar formas que vivirán y crecerán como las plantas. En el Período de Júpiter guiaremos la evolución del reino vegetal, porque lo que actualmente es mineral tendrá entonces una existencia análoga a las plantas y deberemos obrar con ellos allí, así como aquí lo están haciendo ahora los Ángeles con las plantas. Nuestra facultad imaginativa estará tan desarrollada, que, no sólo tendremos la capacidad de crear formas por su intermedio, sino también el poder de animar esas formas con vitalidad”.

“Los mamíferos de hoy que han alcanzado en su estado animal la sangre roja y caliente y que, por lo tanto,  son  capaces  de  experimentar deseo  y  emoción  hasta  cierto grado, serán en el Período de Júpiter un tipo de humanidad más pura y mejor que lo que somos nosotros ahora, mientras que habrá algunos de los que componen nuestra actual humanidad que aún en el Período de Júpiter serán franca y abiertamente malvados. Sin embargo, entonces no podrán satisfacer sus pasiones como ahora, pues serán consumidos por sus propias fechorías”.

“En el Período de Júpiter se agregará un elemento de naturaleza espiritual, el que se unirá al lenguaje, de manera que las palabras llevarán siempre consigo la verdadera comprensión, sin dar lugar a equívocos  como  sucede  tan  frecuentemente  ahora.  Por  ejemplo, cuando uno dice: "Casa", puede querer dar a entender una choza, mientras que el interlocutor puede entender que se habla de un gran edificio”.

“Cuando un hombre del Período de Júpiter diga "rojo" o exprese el nombre  de   un   objeto,  s presentará a   s visión   interna  una reproducción exacta y clara del tono particular de rojo en que esté pensando o del objeto de que se esté hablando, cuya reproducción será también visible para el interlocutor. No habrá malentendido alguno en cuanto a lo que quiere significarse por las palabras emitidas. Los pensamientos e ideas serán visibles y vivos; por lo tanto, la hipocrea y la adulación, quedarán completamente eliminadas. Los hombres se verán exactamente como son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario