sábado, 17 de septiembre de 2016

Virgo y los trastornos del Hígado

Nos encontramos bajo las influencias del tránsito del Sol por el signo de Virgo. Es por ello, que vamos a dedicar una serie de artículos a analizar, desde varios puntos de vista,  las enfermedades más comunes relacionadas con este signo.
Los textos astrológicos coinciden en asignar al signo Virgo las siguientes zonas fisiológicas: Rige la región abdominal, los intestinos grueso y delgado, el lóbulo inferior del hígado, el bazo, el duodeno, la quilificación y el peristaltismo de los intestinos.
Las aflicciones que pueden clasificarse bajo el signo de Virgo son determinadas extensamente por los planetas que puedan estar afligidos en este signo. Los calambres intestinales, los vientos, los cólicos, la desnutrición, diarreas, estreñimiento, la peritonitis, el cólera, la disentería, lombrices, catarro de los intestinos y la apendicitis pueden ser causados por las aflicciones de Virgo.

Para el desarrollo de este artículo, vamos a centrarnos en el estudio del Hígado.


HÍGADO

Wikipedia

El hígado (del latín iecur ficātum ‘hígado alimentado con higos’) es la más voluminosa de las vísceras y una de las más importantes por su actividad metabólica. Es un órgano glandular al que se adjudica funciones muy importantes, tales como la síntesis de proteínas plasmáticas, función desintoxicante, almacenaje de vitaminas y glucógeno, además de secreción de bilis, entre otras. También es el responsable de eliminar de la sangre las sustancias que puedan resultar nocivas para el organismo, convirtiéndolas en inocuas; está presente en el ser humano y se le puede hallar en vertebrados y algunas otras especies del reino animal.

Fisiología del hígado:
El hígado es un órgano o víscera presente en los vertebrados y en algunos otros animales; y es, a la vez, la glándula más voluminosa de la anatomía y una de las más importantes en cuanto a la actividad metabólica del organismo. Desempeña funciones únicas y vitales como la síntesis de proteínas plasmáticas, función desintoxicante, almacena vitaminas, glucógeno, entre otros para el buen funcionamiento de las defensas, etc. Además, es el responsable de eliminar de la sangre las sustancias que pueden resultar nocivas para el organismo, transformándolas en otras inocuas.

El hígado desempeña múltiples funciones en el organismo como son:

  • producción de bilis: el hígado excreta la bilis hacia la vía biliar, y de allí al duodeno. La bilis es necesaria para la digestión de los alimentos;
  • metabolismo de los carbohidratos:

    • la gluconeogénesis es la formación de glucosa a partir de ciertos aminoácidoslactato y glicerol;
    • la glucogenolisis es la fragmentación de glucógeno para liberar glucosa en la sangre;
    • la glucogenogénesis o glucogénesis es la síntesis de glucógeno a partir de glucosa;

  • metabolismo de los lípidos;
  • síntesis de colesterol;
  • producción de triglicéridos;
  • síntesis de proteínas, como la albúmina y las lipoproteínas;
  • síntesis de factores de coagulación como el fibrinógeno (I), la protrombina (II), la globulina aceleradora (V), proconvertina (VII), el factor antihemofílico B (IX) y el factor Stuart-Prower(X).
  • desintoxicación de la sangre: 
    • neutralización de toxinas, la mayor parte de los fármacos y de la hemoglobina; 
  • transformación del amonio en urea;
  • depósito de múltiples sustancias, como:

    • glucosa en forma de glucógeno (un reservorio importante de aproximadamente 150 g);
    • vitamina B12hierrocobre,... 
En el primer trimestre del embarazo, el hígado es el principal órgano de producción de glóbulos rojos en el feto. A partir de la semana 12 de la gestación, la médula ósea asume esta función.

Enfermedades del hígado:

Los padecimientos del hígado son:

  • la hepatitis A;
  • la hepatitis B;
  • la hepatitis C;
  • la hepatitis D;
  • la hepatitis E;
  • la cirrosis hepática;
  • enfermedades autoinmunes tales como la colangitis esclerosante primaria, la cirrosis biliar primaria y la hepatitis autoinmune;
  • enfermedades congénitas tales como el síndrome de Gilbert, el síndrome de Crigler-Najjar, el síndrome de Rotor y el síndrome de Dubin-Johnson;
  • enfermedades infecciosas como absceso hepático;
  • la esteatohepatitis no alcohólica y
  • el hepatocarcinoma (cáncer de hígado).


Enric Corbera (Bioneuroemoción)

Hígado
1ª Etapa (Supervivencia)
El hígado es el órgano más grande del cuerpo. Tiene funciones de almacenaje, de depurar, de metabolizar… Es el laboratorio del cuerpo.

Conflicto: Conflicto de Falta: Hambre + dinero + familia (herencias). Miedo a no tener lo suficiente para comer. Conflicto de carencia = cáncer y nódulos (cuando estamos enfermos dejamos de trabajar). El hígado también tiene función de limpiar, de filtrar. Si alguien siente que le están intoxicando (por medicación que debe tomar, etc…) puede también aumentar la masa del hígado. También tiene que ver con la fe (foie=fe). Conflictos con la espiritualidad. Sentido biológico: Necesito fabricar mucho hígado para absolver el máximo de alimento.

Resentir: “Morirse de hambre", “mi familia me come el hígado. En la familia hay historias de herencias.
Puede ser que haya memorias en el transgeneracional de haber pasado hambre, de conflictos de herencia… Incluso falta de afecto importante.
  

HEPATITIS
1ª Etapa (Supervivencia)
Conflicto: Amenazas. Atrapar o escupir el bocado. (Toxicidad Mental). Miedo a tener carencia de algo. Miedo a un veneno exterior real (quimioterapia) o simbólico (información).
Resentir: “Tengo la impresión de estar tragando una información envenenada".
Hepatitis A: "Conozco esa toxicidad".
Hepatitis B: "Siento que algo es tóxico pero no veo de donde viene".
Hepatitis y problemas de hígado, es la sede de la rabia, ira, indignación y agresividad reprimida. Miedo y resistencia al cambio.



Louise L. Hay


Hígado
Causa probable: Sede de la rabia y de las acciones primitivas. Hábito de quejarse. Justificación de las críticas para auto engañarse. Sentirse mal.
Nuevo modelo mental: Amor, paz y alegría, eso es todo lo que conozco. Escojo vivir en el espacio abierto de mi corazón. Busco el amor y lo encuentro en todas partes.

Hepatitis
Causa probable: Resistencia al cambio. Miedo, ira, odio. El hígado es la sede de la indignación y la rabia.
Nuevo modelo mental: Mi mente está libre y despejada. Dejo el pasado y avanzo hacia lo nuevo. Todo está bien.


Jacques Martel

Hígado
Los dolores de hígado proceden de mi propia actitud. Mis frustraciones acumuladas, mis odios, mis celos, mi
agresividad contenida son factores activadores de los problemas del hígado. Estos sentimientos esconden miedos que no pueden expresarse de otro modo. Tengo tendencia a criticar y juzgar a los demás con facilidad. Me quejo constantemente. Resisto a alguien o a algo. Vivo mucho disgusto. Acepto difícilmente tales como son.
La alegría de vivir es frecuentemente inexistente porque tengo envidia de los demás, lo cual me perturba y me pone triste. Sin embargo, ¿hasta qué punto estoy listo para hacer esfuerzos, tanto en el plano material como en mi caminar espiritual? Aún no he comprendido que lo que yo reprocho al otro sólo es el reflejo de mí mismo. Sólo es mi espejo. Me quejo constantemente y pido a los demás que cambien.
¿Dónde está mi buena voluntad? ¿Cuál es el esfuerzo por mi parte? También carezco de alegría de vivir, simplicidad.
Podré desarrollar un cáncer de hígado si todas las emociones que me son nefastas me “agobian” desde un buen tiempo. Frecuentemente, resulta de un conflicto con relación a la familia o al dinero, especialmente cuando tengo miedo de carecer de algo. Es tiempo que tome consciencia que debo aceptarme tal como soy y aprender a amarme más. Ser capaz de amor y comprensión hacía mí abre la vía a mi comprensión y al amor de los demás.
Recobro la alegría de vivir.

Hepatitis
La hepatitis es una infección del hígado causada o bien por un virus, por bacterias, por el alcohol o por medicamentos, y afecta totalmente el cuerpo. Los síntomas son la debilidad, la ictericia, la pérdida de apetito, las nauseas, la fiebre y el malestar abdominal.
El hígado es el “dador de vida”, limpiando la sangre de sus venenos y excesos, y conservando nuestro estado emocional (la sangre) en un justo equilibrio. El hígado es el lugar en donde puedo acumular emociones intoxicantes y excesivo odio. Es la sede de la ira.

Las palabras o enfermedades acabando por “itis”, como hepatitis, indican irritación, ira. La hepatitis puede estar vinculada con mis relaciones personales o con una situación difícil. Este conjunto de emociones negativas trae debilidad y desesperación y causa ira, culpabilidad y conflictos de prioridades.
Cuando “me quemo la sangre” por nada, esto me lleva a vivir mucha ira, rencor, rabia e incluso odio que puede llevar a la violencia contra uno – mismo, o contra los demás.

La hepatitis viral A tiene su origen en un rencor que puedo tener frente al mismo alimento o frente a un problema de connotación alimenticia.

La hepatitis viral B manifiesta un rencor vivido con algo o alguien que me ha sido impuesto. Es como si hubiese estado proyectado dentro de una situación que rechazaba. Por ejemplo, me pueden haber obligado a participar a un concurso de danza.
La hepatitis viral C se produce después de un gran rencor en relación con lo desconocido. Por ejemplo, ¿Quienes son mis padres? ¿Dónde nací? Puedo sentir mucha resistencia frente a nuevas situaciones en mi vida que me llevan a aportar cambios. Puedo desear engancharme a mis prejuicios y a mis ideas preconcebidas. Aprovecho el tiempo de reposo que debo tomar para hacer el balance sobre mi vida. Me libero de los prejuicios, iras que entretenía en mí.


Lisa Bourbeau

Hígado
BLOQUEO FÍSICO: Algunos de los problemas del hígado pueden ser abscesos, cálculos biliares, cirrosis, crisis hepática, hepatitis, ictericia y tumores.

BLOQUEO EMOCIONAL: Los problemas del hígado se manifiestan cuando la persona hace demasiado, se preocupa por todo lo que sucede a su alrededor en lugar de digerirlo bien, es decir, adaptarse a los acontecimientos. Tiene miedo de las consecuencias, sobre todo de fallar en algo. Esta dificultad de adaptación a una situación nueva le hace sentir mucho enojo y descontento. Estos problemas también indican una actitud depresiva, aun cuando sea inconsciente. En metafísica, el hígado es el lugar del enojo reprimido. La persona afectada por los problemas hepáticos suele ser del tipo que no se ofende porque se siente indefensa, incompetente ante las ofensas. Se muestra en desacuerdo con los que se ofenden, sobre todo con aquellos que pierden el control, porque ella se esfuerza mucho para no demostrar nada. Siente amargura y tristeza. Cuando lleva ya mucho tiempo reprimiéndose, en lugar de sufrir un ataque de enojo y desahogarse, sufre una crisis hepática.

BLOQUEO MENTAL: Debido a que el hígado tiene una función vital en la coordinación de las diferentes funciones del cuerpo humano, un problema en este órgano indica que te estás olvidando de coordinar bien lo que sucede en tu vida. En lugar de adaptarte a los acontecimientos y a las personas, los juzgas, quieres cambiarlos y te bloqueas internamente al poner demasiada atención a lo que ocurre en tu mente. Cada enojo interno es una indicación de que te olvidas de ponerte en el lugar del otro y de que quieres tener razón. Por lo tanto, te sientes ofendido con facilidad. Tu hígado te indica que debes dedicar tiempo a acomodar dentro de ti lo que pasa a tu alrededor antes de sacar conclusiones con demasiada rapidez. También te dice que tienes todo lo necesario para defenderte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada