domingo, 18 de septiembre de 2016

Virgo y el trastorno digestivo de la diarrea

Nos encontramos bajo las influencias del tránsito del Sol por el signo de Virgo. Es por ello, que vamos a dedicar una serie de artículos a analizar, desde varios puntos de vista,  las enfermedades más comunes relacionadas con este signo.
Los textos astrológicos coinciden en asignar al signo Virgo las siguientes zonas fisiológicas: Rige la región abdominal, los intestinos grueso y delgado, el lóbulo inferior del hígado, el bazo, el duodeno, la quilificación y el peristaltismo de los intestinos.
Las aflicciones que pueden clasificarse bajo el signo de Virgo son determinadas extensamente por los planetas que puedan estar afligidos en este signo. Los calambres intestinales, los vientos, los cólicos, la desnutrición, diarreas, estreñimiento, la peritonitis, el cólera, la disentería, lombrices, catarro de los intestinos y la apendicitis pueden ser causados por las aflicciones de Virgo.

Para el desarrollo de este artículo, vamos a centrarnos en el estudio del trastorno digestivo de la diarrea.


DIARREA

Wikipedia

La diarrea —del griego antiguo διάρροια (diárrhoia), y este de διά (dia) ‘a través’ y ῥέω (rheo) ‘corriente’ o ‘flujo’— es una alteración de las heces en cuanto a volumen, fluidez o frecuencia en comparación con las condiciones fisiológicas, lo cual conlleva una baja absorción de líquidos y nutrientes, y puede estar acompañada de dolor abdominal, fiebre, náuseas, vómito, debilidad o pérdida del apetito. Además de la gran pérdida de agua que suponen las evacuaciones diarréicas, los pacientes, por lo general niños, pierden cantidades peligrosas de sales importantes, electrolitos y otros nutrientes. De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diarrea es una de las principales causas de muerte en los países del Tercer Mundo, íntimamente asociada a la deshidratación.

La definición médica de la diarrea implica más de tres deposiciones al día o el aumento de la cantidad de heces a más de 200 g / 24 h en sujetos adultos. El paciente lo percibe como una disminución en la consistencia de las heces que causa urgencia y/o molestia abdominal. Este deseo de evacuar, a menudo incontrolable, suele ser el único o principal problema, acompañado con mucha frecuencia de cólicos y, dependiendo de la etiología, puede acompañarse de moco, pus o sangre en las heces. Se considera diarrea aguda si la duración es menor a 2-4 semanas y diarrea crónica cuando el cuadro se extiende más de cuatro semanas (rara vez infecciosa).


Enric Corbera (Bioneuroemoción)

Diarrea
1ª Etapa (Supervivencia)
Conflicto: Conflicto de pequeña guarrada que encajamos (y hay que eliminar). Conflicto de miedo visceral. Conflicto de mínimos, carencia de amabilidad.
Resentir: “Me he tragado una guarrada que no puedo/quiero asimilar.

Conflicto de Tiroides + digestivo: heces blandas. La persona debe tenerlo todo acabado antes de empezar.
Diarreas, colopatías funcionales: "No puedo digerir algo en un clima de impotencia".
En los bebés: "El alimento es tóxico". Cuando hay diarrea líquida, viene de este punto, sirve para eliminar rápidamente lo que no hemos podido asimilar porque es tóxico, o porque no se puede (también va asociado a alguna guarrada que te han hecho y no puedes asimilar).
La diarrea antes de los exámenes significa “No he asimilado todos los conocimientos que necesitaba”.
Resentir: EJ: los niños que tienen diarrea antes de los exámenes, no es miedo, sino: “no he estudiado (asimilado los conocimientos) lo suficiente".  

La diarrea siempre es fase de curación.

Louise L. Hay


Diarrea
Causa probable: Temor. Rechazo. Huida.
Nuevo modelo mental: Mi ingestión, asimilación y eliminación están en orden. Estoy en paz con la vida.


Jacques Martel

Diarrea
La diarrea se manifiesta por un desplazamiento tan rápido del alimento desde el estómago hasta el intestino que no tiene tiempo de estar totalmente asimilado. Generalmente este estado está causado por el miedo o el deseo de evitar o huir una situación o una realidad totalmente desagradable o nueva para mí. Llega un caudal de ideas nuevas y no tengo tiempo de integrarlas. Me siento cogido en la trampa por algo nuevo para mí y esto pone mi sensibilidad interior al revés. Me rechazo, me culpo a mí mismo y estoy desesperado. Tengo una imagen muy fea de mí en el momento presente.
Me culpabilizo. Estoy vencida por estos acontecimientos. Verdaderamente, necesito algo diferente. No es el alimento sino mis pensamientos los que ya no valen.
Si constantemente transporto la idea del rechazo o de los sentimientos de rechazo (el miedo de sentirse rechazado o el deseo de rechazar a los demás) o una situación en la cual me siento cogido, hay muchas probabilidades de que tenga diarrea.
Si no escucho la vida y sus señales (igual como viven ciertas personas), también puede manifestarse también la diarrea.
Acepto tomar el tiempo de ver, sentir y escuchar mi corazón para ver lo que ocurre en mi vida.
Así, integro y asimilo las situaciones de mi existencia. Cuando freno realmente, realizo como iba pasando directo (igual como los alimentos) sin tomar el tiempo de ver las bondades y las bellezas de la vida.
Mi cuerpo me advierte que debo hacer confianza a la vida, que estoy soportado, que nadie me abandona.

NOTA: Algunos viajeros en visita en los países pobres del Tercer Mundo tienen diarrea. El descubrimiento de una inmensa pobreza y de la miseria abre el corazón y molesta inconscientemente lo mental como el organismo físico. Frecuentemente es una reacción inconsciente.

Lisa Bourbeau

Diarrea
BLOQUEO FÍSICO: La diarrea es un síntoma de perturbación del tránsito intestinal.

BLOQUEO EMOCIONAL: En el plano físico, la diarrea representa el rechazo del alimento antes de que el organismo haya podido asimilar lo que necesitaba, por lo tanto, la persona afectada hace lo mismo, pero en los planos emocional y mental. Este problema se manifiesta en la persona que rechaza demasiado rápido lo que puede ser bueno para ella. Le parece que lo que le sucede es difícil de asimilar. No ve su utilidad. De este modo se priva de disfrutar la vida plenamente, lo cual le genera ingratitud. Siente más rechazo y culpabilidad que gratitud. El rechazo que siente esta persona está más ligado al mundo de tener y hacer que al de ser. Tiene miedo de no tener algo o de no hacer lo suficiente, de hacerlo mal o de hacer demasiado. Su sensibilidad emotiva está trastornada. Por ello, tiende a rechazar rápidamente una situación que la confronta con sus miedos, en lugar de experimentarlos.


BLOQUEO MENTAL: Sufrir diarrea te ayuda a darte cuenta de que no te estimas lo suficiente y que crees no merecer lo que es bueno para ti. Si no te puedes nutrir de buenos pensamientos hacia ti mismo, es difícil esperar que otros lo hagan. Tal vez tengas que esperar mucho tiempo. Además, recuerda que lo que proviene de los demás es temporal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada