miércoles, 21 de diciembre de 2016

Ángeles Sanadores: Anauel (Dios infinitamente bueno)

63. Anauel (Dios infinitamente bueno)

Nombre Sagrado: Ayn-Noum-Vav-Aleph-Lamed.

Anauel pertenece al Coro de los Arcángeles, Ángeles al servicio del Séfira Hod-Razón-Verdad.
Por su vinculación sefirótica con la Esfera de Hod, donde expresa las  cualidades propias de dicho Séfira, extrae la condición que le permite ser portador de la esencia llamada Percepción de la Unidad. Según la tradición hermética el mundo del Pensamiento es el primero en el que reina la Unidad, mientras que en el mundo físico y en el mundo de  los Deseos,  todo aparece separado.

Las aportaciones del Ángel Anauel, son las siguientes:

·         Ayuda a llevar a las naciones al cristianismo.
·         Protege contra los accidentes.
·         Conserva la salud y cura las enfermedades.
·         Ayuda en las prácticas comerciales y bancarias.
·         Protege contra la locura y ayuda a no cometer errores.

Lo descrito para el Ángel Umabel, cuya esencia nos permitía establecer ese vínculo de igualdad, de afinidad entre las cosas, podríamos utilizarla, igualmente, para aplicársela a Anauel. Como ya advertimos en el estudio de Umabel, el origen del error de la percepción de la separación, se propició por utilizar la fuerza del pensamiento, inspirados por la seducción de las emociones.

La inmadurez en el manejo de la mente, llevó al pensamiento a quedar prendado por las ilusiones proyectadas por el ardor cupido de nuestros deseos. Pero el más joven de los vehículos, el cuerpo mental, ha madurado, se ha perfeccionado y reclama su hegemonía en un plano donde ha imperado la voz de los instintos.

Kether, el Rostro Divino de la Unidad, ejerce su tutela en el Mundo del Pensamiento Abstracto, donde la Mente es Una. Kether ejerce su dominio en el Elemento Fuego, el Principio Primigenio e Inteligible. Dicho Plano se ve reflejado en el Árbol Cabalístico en el Mundo del Pensamiento Concreto, donde la mente humana se siente dueña y poseedora de la Esencia Divina de la Unidad. Es en la Esfera de Hod, donde se da cobijo a esa Verdad, por lo que diremos, que es a través del intelecto, que retornaremos a la Percepción de la Unidad.

Hablar de Unidad es hablar de coherencia, de equilibrio y de armonía. Principios que forman parte del estado conocido como salud. Cuando nuestra mente domina la naturaleza emocional, nuestro comportamiento dará lugar a experiencias armoniosas y nuestro cuerpo físico gozará de bienestar.
Ahora bien, cuando nuestra mente sirve a las emociones, nuestro comportamiento será dual y como consecuencia de ello, nuestro cuerpo dará muestra de incoherencia y se identificará con la enfermedad.
La facultad curativa de Anauel requiere que en nuestro interior reine la unidad.

¿Percepción de la Unidad?

La percepción de la unidad es la consecuencia lógica una vez que nuestra mente ejerce dominio sobre los sentimientos.

Nos refiere Kabaleb al respecto: “Cuando hayamos integrado en nosotros sus esencias, pasaremos a ser ciudadanos del cielo y dejaremos de agitar banderas para siempre jamás. Cuando los deseos se ven dominados por la razón; es decir, cuando se comprenden las causas que han generado ciertas cosas, ya no es necesario que se cumplan sus efectos naturales. Entonces esa parte del destino ya escrito se borra, lo mismo que se pueden borrar, en un ordenador, los textos escritos en la memoria, con sólo apretar una tecla”.

¡Qué la Luz sea contigo!

Si deseas comunicarte con Anauel, te dejo un enlace donde comparto la Plegaria y Exhorto elaborada, de una manera inspirada, por Kabaleb.






No hay comentarios:

Publicar un comentario