viernes, 16 de diciembre de 2016

Ángeles Sanadores: Sealiah (Motor de todas las cosas)

45. Sealiah (Motor de todas las cosas)

Nombre Sagrado: Samech-Aleph-Lamed-Yod-He.

Sealiah pertenece al Coro de los Virtudes, Ángeles al servicio del Séfira Tiphereth-Equilibrio.
Por su vinculación sefirótica con la Esfera de Tiphereth, donde expresa las  cualidades propias de dicho Séfira, extrae la condición que le permite ser portador de la esencia llamada Motor, que nos permite reanudar la marcha cuando nos hemos atascado en el camino de la vida.

Las aportaciones del Ángel Sealiah, son las siguientes:

·         La confusión de los malvados y orgullosos.
·         El levantamiento de los humillados y degradados.
·         Restablece la salud y produce una explosión de vida.
·         Facilidad en el aprendizaje de cualquier cosa.
·         El equilibrio en la atmósfera.

El Centro Tiphereth, está representado a nivel planetario por el astro rey, el Sol. Dicho planeta es el arquetipo que identifica el estado de la Luz, y como consecuencia de ello, de la salud, la alegría, la felicidad, la generosidad, de todas las cualidades anímicas y espirituales características de una Conciencia Plena y Una.

Si prestamos atención a la posición de Tiphereth en el Árbol, observamos que se sitúa en el “corazón” del mismo, aportando la idea de equilibrio. Desde Kether-Padre-Voluntad-Unidad, podemos ver como se comunica con Tiphereth por el Sendero Central, lo que le permite comunicar al Centro de la Conciencia la Voluntad de Padre, esto es, el Programa que debemos realizar en nuestra andadura espiritual. No en vano, en Astrología, es el estudio del Sol, el que nos indicará cuál es nuestra labor espiritual en la presente encarnación. Nos indica cuál es la lección que debemos integrar en nuestra conciencia para avanzar en nuestro crecimiento espiritual.

Si Kether es Luz, ese “principio inteligible” penetrará en Tiphereth permitiéndonos tener la visión interna de lo que debemos hacer. Tendremos la “corazonada”, esa voz tan peculiar e inspiradora, que nos permitirá reconocer lo que debemos hacer. Si permitimos que esa Luz no se vea enturbiada por nuestros deseos, todo en nuestro ser, desprenderá los valores que hemos mencionado, es decir, tendremos un comportamiento equilibrado y nuestro vehículo físico, dará muestra de ese estado, en forma de salud y plenitud.

Cuando nuestra conciencia responde a los latidos de Sealiah, nuestra Voluntad se verá activada y, sentiremos en nuestro interior una “fuerza” que nos permitirá salir de todas las situaciones que nos mantenga prisioneros de la apatía y del abandono. Cuando la voz de Sealiah se deja oír en nuestra conciencia, veremos con total nitidez lo que debemos hacer;  identificaremos las energías que nos mantienen en la oscuridad y la exaltación de la conciencia nos llevará a “quemar” los falsos valores con los que nos hallamos podido identificar.

Los estudios realizado por la Biodescodificación, nos revela que los problemas de “territorio” se ven reflejado en problemas del corazón. En este sentido, la vinculación del Sol, está estrechamente relacionado con esta dinámica, ya que, cuando nuestra conciencia se ve exaltada, puede llevarnos a dar muestra de un exceso de protagonismo y a un orgullo desmedido. El papel del Sol nos lleva a adquirir una identidad y cuando esta lección se ve alterada por el exceso de nuestras emociones, da lugar a problemas que se reflejan en nuestro corazón.
Sealiah nos ayudará, si nos dirigimos a Él, para que nuestro sentido del Yo sea equilibrado y armonioso.

Nos refiere Kabaleb, respecto a este Ángel: “Son varios los genios que se ocupan de la salud, pero de todos ellos, Sealiah puede ser considerado como el más eficaz, por ser el representante genuino de Tiphereth, el Séfira que rige el corazón, que es el motor del organismo y el que asegura la salud mediante la buena distribución del riego sanguíneo. Para las curaciones, conviene pues invocar el nombre de Sealiah, y para la iniciación de una cura escogeremos los días y las horas de este genio, procurando comenzar la cura cuando la nueva Luna caiga en la Casa VI del paciente, e intensificando la actuación mediante plegarias y plantas medicinales cuando la Luna se encuentre en la Casa X de la VI (empleando el sistema de Casas derivadas).
Los nacidos en los grados regidos por Sealiah han de ser portadores de buena salud y actuarán como talismanes para las personas enfermas”.

Podemos resumir que la cualidad más importante de este Ángel, es permitirnos descubrir en nuestra conciencia al Yo Divino, a reconocernos Hijos de Dios, lo que nos permitirá desligarnos de la conciencia egóica, que nos mantenía identificado con el cuerpo físico y con el mundo material.

¿Motor?

Todos estaremos de acuerdo al afirmar que el corazón es el motor del organismo físico, el que le permite la vida.
A nivel espiritual, ese motor es la conciencia. Si no tenemos conciencia, si no tenemos una identidad, si no sabemos quiénes somos, ni cuál es nuestra labor, entonces permaneceremos “dormidos”, inconscientes y protagonizaremos situaciones caóticas, cuyo propósito no será otro que provocar nuestro despertar.

Sealiah es el “motor” que nos dará fuerzas para seguir siempre hacia delante, para salir de las situaciones estancadas, para vencer nuestras debilidades, para superar nuestras enfermedades.
Tomar conciencia de lo que se mantiene prisionero en nuestro inconsciente, es la labor principal de la curación. Hasta que no seamos un Ser Pleno e integremos las dualidad, no conseguiremos alcanzar el estado saludable que pone de manifiesto que hemos establecido en nuestra conciencia la Luz

¡Qué la Luz sea contigo!

Si deseas comunicarte con Sealiah, te dejo un enlace donde comparto la Plegaria y Exhorto elaborada, de una manera inspirada, por Kabaleb.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada