domingo, 11 de diciembre de 2016

Ángeles Sanadores: Melahel (Dios que liberas de los males)

23. Melahel (Dios que liberas de los males)

Nombre Sagrado: Mem-Lamed-He-Aleph-Lamed.


Melahel pertenece al Coro de los Tronos, Ángeles al servicio del Séfira Binah-Inteligencia Activa.
Por su vinculación sefirótica con la Esfera de Binah donde expresa las  cualidades de Hod-Mercurio, extrae la condición que le permite ser portador de la esencia llamada Capacidad Curadora, que ha de aportar al individuo la virtud de saber discernir entre las distintas hierbas medicinales las que sirven para curar las más diversas enfermedades.

Las aportaciones del Ángel Melahel, son las siguientes:

  • Protege contra las armas de fuego y los atentados.
  • Propicia las curaciones mediante plantas medicinales.
  • Fecundidad en los campos, propicia la lluvia.
  • Osadía para emprender operaciones arriesgadas.
  • Protege contra contagios, infecciones y enfermedades.

Si analizamos las características de los Centros que intervienen en la Fuerza Angélica llamada Melahel, comprenderemos las cualidades que le han sido asignadas.

Por un lado Binah, que representa la Inteligencia Divina, el Rostro Legislador de Dios. Ejerce su tutela sobre el Pensamiento y se relaciona con el Tercer Aspecto de la Trinidad: El Espíritu Santo. En Binah, la Unidad, forma parte de las Leyes Cósmicas y se manifiesta en todo lo creado. Cada partícula, cada átomo, cada célula, responde a la clave de la Unidad y, para ello, existe un Orden Natural, un Orden Cósmico que hace que la “parte esté en el Todo y el Todo en la parte”.
La Morada de Binah le sitúa, a nivel Macrocósmico,  en la Esfera del Pensamiento Abstracto, ejerciendo su hegemonía, a nivel Microcósmico, sobre la Región del Pensamiento Concreto, siendo esta “región”, la antesala del Mundo Material. Podemos decir, que el Mundo Físico es la energía mental hecha “carne”.
Binah-Inteligencia, inscribe el Conocimiento Divino en las Leyes de la Naturaleza. Cada parte de esta naturaleza lleva inscrita la capacidad de aportar la condición Divina de la Unidad. Gracias a Binah, logramos comprender la dinámica cósmica y extraer las verdades ocultas en los pliegues de todo lo creado.

Por otro lado, Hod-Mercurio, que representa el Centro del Entendimiento y la Lógica. Si Binah-Saturno representa el Pensamiento Abstracto y Arquetipal, Hod-Mercurio, representa el Pensamiento Concreto. Ambos Séfiras colaboran estrechamente, propiciando la Comprensión de las Leyes Divinas. Hod, nos lleva a estudiar, analizar, escudriñar, el mundo que nos rodea y a extraer conclusiones concretas de sus investigaciones, lo que le permitirá aplicarlas a sus necesidades físicas.
Cuando Hod realiza su labor, da lugar a lo que se conoce como la “fuerza de la razón”; el estudio, el discernimiento, nos lleva al encuentro con la verdad y, entonces, decidimos aplicar esa verdad en nuestras vidas.
Gracias a Hod, nuestra mente está capacitada para saber elegir entre el Bien y el Mal. Ahora bien, si nuestro Hod-Mercurio, no realiza su labor adecuadamente, nuestra mente dará cobijo al error y alimentaremos falsas creencias que nos llevará a participar de ese error. No sabremos, entonces, discernir el bien del mal.


¿Capacidad Curadora?

En efecto, la conjunción de fuerzas de Binah y Hod, motivará a nuestra mente para que se oriente en el estudio de las propiedades que encierra la naturaleza. Esa confluencia de fuerzas, dotará a nuestra intelecto de una capacidad innata para descubrir las cualidades que poseen los atributos de la Tierra.
No en vano, Binah es el Aspecto Creador de la Divinidad. Gracias a Jehová, el Supremo Arquitecto de nuestro Universo, el Mundo es portador de sus Leyes.
Melahel, adquiere la Capacidad Curadora, extrayéndola de las cualidades y propiedades de la que es portadora la propia naturaleza.
Cuando en nuestra naturaleza interna albergamos el deseo de curar, estamos permitiendo que la Divinidad nos responda, poniendo a nuestro alcance las capacidades que nos permitirán reconocer ese poder curador en las fuerzas de la naturaleza.
Ya hemos dicho, que la Unidad se manifiesta a través de la Inteligencia Divina. Igualmente, hemos referido, que Binah es el artífice de la Creación del Mundo que conocemos. Cuando en nuestro interior, se une el deseo de curar, con la creencia de que la Unidad forma parte de Todo lo Creado, se produce la condición necesaria para que nuestra mente comprenda y reconozca esa Unidad en la propia naturaleza.
Tenemos pues a la figura del naturópata, del curandero, del experto en el conocimiento de los componentes curativos de las plantas.

Realmente, la capacidad curativa de Melahel, se manifiesta cuando internamente, nuestra mente deja de identificarse con la creencia de la división, de la separación. Cuando somos capaces de ver la Unidad que envuelve a todo lo creado, cuando nos sentimos parte del Todo, entonces estamos en condiciones de “conocer” esos lazos de unidad en la propia naturaleza.
Hod-Mercurio, nos mantiene prisionero de falsas creencias, fabricadas por el ego, mientras que nos identifiquemos con el mundo físico. Será de la mano del mismo Hod, que se producirá el “despertar” de la conciencia, llevándonos a reconocernos como Hijos de Dios.
¡Qué la Luz sea contigo!

Si deseas comunicarte con Melahel, te dejo un enlace donde comparto la Plegaria y Exhorto elaborada, de una manera inspirada, por Kabaleb.



1 comentario:

  1. Planetas - Sephirots

    1.- Keter - Plutón

    2.- Jokmá - Urano

    3.- Binah - Neptuno

    4.- Jesed - Jupiter

    5.- Gevurá - Marte

    6.- Tiferet - Sol

    7.- Netsaj - Venus

    8.- Hod - Mercurio

    Principio Equilibrador Hod/Mercurio::
    Mis sentimientos dicen la verdad. Yo comprendo las tareas de mi vida.


    9.- Yesod - Luna

    10.- Malkut - Tierra

    11.- Daath - Saturno

    ResponderEliminar