viernes, 1 de julio de 2016

Plegaria y Exhorto de Reiyel

PLEGARIA

REIYEL: Dios pronto a socorrer.
Porque Dios es mi socorro. El Señor es el sostén de mi alma.
REIYEL: ¡Oh Señor, que me has elegido a mi
para ser el vehículo de tu Verbo!
Vela para que mi alma conserve la pureza necesaria
a la manifestación de Tu pensamiento.
Lava las impurezas,
los atascos interpuestos por mi personalidad mortal,
a fin de que Tu corriente no encuentre obstáculos.
Libérame de esos enemigos que pueden suponer un freno
y de esos amigos que me retienen prisionero de los falsos valores.
Procúrame un lugar para meditar
y lléname de celo para propagar lo que mi Ego detecta.
No permitas que con mi conducta traicione
lo que Tu me llevas a proclamar en palabras.
Señor REIYEL, alienta en mi el afán de entrega
y permíteme ser dispensador de las virtudes de tu diestra.

REIYEL exhorta:
La Verdad que resplandece en el cielo
debe ser transplantada en la tierra
y necesito que alguien, como Hércules,
tome sobre sus espaldas el cielo;
alguien que sea fuerte para no desplomarse
con tan terrible peso;
alguien que sea flexible para que,
con tan sublime carga en las espaldas,
sepa bajar los peldaños que lo separan de la Eternidad
y dejarla en el buen lugar, en una tierra fértil,
capaz de multiplicar cada pedazo de cielo en mil.
Ojalá puedas ser tú, peregrino,
el afortunado agente para esa misión.
Ojalá que encuentre en ti la fuerza y la flexibilidad
que la operación necesita.
Si me sirves,
si no te dejas devorar por los negros instintos
que acechan al misionero
Yo haré de ti mi representante titulado en la Tierra
y entre tu y Yo tenderé una escalera
para que suban y bajen en permanencia mis agentes,
cargados con los materiales necesarios para tu obra.
Nada ha de faltarte, peregrino, de lo esencial,
si respetas mi exclusiva y no te comprometes en otras empresas.

(Plegarias y Exhortos de los 72 Genios de la Cábala - KABALEB)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada