martes, 12 de julio de 2016

Diálogo con el Ángel Rehael

  • En tu maniobrar humano, peregrino, has descubierto el inmenso poder que encierra la palabra…
  • Hay batallas que se ganan o se pierden…, que empiezan o terminan, dependiendo del uso que hagamos de la palabra.
  • Has aprendido, que aquello que anida en tu corazón, que forma parte de tus sentimientos, puedes compartirlo con los demás, invistiéndolo con múltiples ropajes…
  • Sin embargo, aunque te esfuerces en proclamar tus verdades, si éstas no responden a los valores de lo Esencial, ten por seguro, que todo cuanto edifiques a tu alrededor, se derrumbará.
  • Entonces, elevarás tus quejas…, criticarás a diestro y siniestro… tu boca, pronunciará improperios de todo tipo, pero de nada te servirá, esa energía revertirá sobre ti mismo y serás dueño de tu propia locura…, de tu propio desorden.
  • Si consigues la alianza entre tus sentimientos y tus pensamientos, conseguirás elevarte por encima de las banalidades del mundo material, y entonces, tu voz será clara y diáfana y ya nunca más, se confundirá tu mensaje, pues proclamará un mundo de unión y no de división.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada