jueves, 8 de marzo de 2012

Plegaria y Exhorto de Umabel


PLEGARIA

UMABEL: Dios Por encima de todas las cosas.
Que el nombre del Eterno sea bendecido ahora y por los siglos de los siglos.

UMABEL: Que mis pasiones sean, Señor,
las de amarte y bendecirte.
Que mis afanes de construir sean
los de edificar tu morada.
Que la búsqueda en mis propias entrañas
no tenga otro objetivo
que el de encontrarte a Ti en mí.
Tú eres, Señor, mi pasado y mi porvenir
y sólo la pérdida de tu Amor
puede hacerme sufrir.
No te alejes de mi, ámame,
a fin de que los que a mi se acerquen en busca de amistad
puedan encontrarte en mi contacto.
Que todo mi libertinaje se reduzca,
Señor, a un afán inmoderado de Ti.

UMABEL exhorta:

El Eterno me ha puesto en esta parte del cielo
para filtrar las pasiones
y para que todo marche al acorde de la ley moral.
Para que el pensamiento divino pueda reinar en el mundo,
es preciso que dentro de ti todo funcione
según el orden universal.
Por ello te he puesto el motor enfocado hacia tus adentros,
para que puedas poner orden
en tus órganos, en tus vísceras, en tu organización celular.
Tu objetivo ha de ser
marchar al unísono con el respirar divino.
Auscúltate, interiorízate,
porque en ti mismo encontrarás escritas
todas las ciencias que están en los libros.
Aprende a leer en tus propios cuerpos
y con los ojos puestos en tu oscura materia,
descubrirás el manantial de la luz eterna.
Desde entonces y ya para siempre,
tendrás derecho al titulo sublime
de Hijo de la LUZ.


(Plegarias y Exhortos de los 72 Genios de la Cábala - KABALEB)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada