martes, 26 de julio de 2016

Plegaria y Exhorto de Nanael


PLEGARIA

NANAEL: Dios que rebaja los orgullosos.
Yo sé, ¡oh Eterno! que tus juicios son justos y que es tu Verdad la que me ha humillado.
NANAEL: Enséñame, Señor, tu Divino Orden,
muéstrame el engranaje que mueve Tu justicia,
revélame la particularidad de tus leyes, de tus normas,
a fin de que pueda, en la Tierra,
ser el ejecutor de Tu Sublime Mandato.
Ayúdame, NANAEL, a encontrar el retiro propicio
para que Tu y yo podamos comunicarnos.
Allí estableceré el Santuario,
allí honraré al Eterno;
allí construiré la escalera de 72 peldaños
para que las divinas jerarquías puedan subir y bajar.
Allí generaré las 12 tribus divinas
que han de establecer en el mundo
tu esplendoroso Reino.
NANAEL, no dejes que tu luz me ciegue
y haga de mi un ser orgulloso e insolente.
En todo momento, en todo lugar, quiero ser,
de Tu Designio,
el humilde artesano.

NANAEL exhorta:

Me he interiorizado en ti, peregrino,
me he hecho carne en tu carne,
para organizar, desde tu nivel humano,
la vida en esta Tierra.
Tu misión consiste en exteriorizarme.
Abre en ti una ventana para que yo pueda salir.
Préstame tu garganta para que todos puedan oír mi voz;
préstame tus músculos
para que todos puedan ser testigos de la armonía de mis gestos.
Déjame que utilice tu alma
para expresar a través de ella el Alma Universal.
Te ofrezco, peregrino, una alianza:
tú como hombre, Yo, como Dios,
llevaremos el peso del mundo
y lo conduciremos aceleradamente hacia su sacrificio material,
hacia la eterna vida del espíritu.
Ojalá, peregrino, que tu cuerpo físico pueda soportar
la intensidad de mi luz,
porque en verdad te digo que será grande nuestra Obra.


(Plegarias y Exhortos de los 72 Genios de la Cábala - KABALEB)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada