martes, 19 de julio de 2016

Plegaria y Exhorto de Arial


PLEGARIA

ARIAL: Dios Revelador.
La bondad del Eterno es para todos y su misericordia se extiende a todas sus obras.


ARIAL, Señor, quiero desprenderme de mis redes materiales
para recorrer en libertad tus espacios sin fin;
quiero rebasar el mundo concreto
y saturarme de eternidad.
Quiero que me reveles, ¡oh, Señor ARIAL!
todos los secretos encerrados en tu profundidad divina,
uno a uno, en perfecto órden,
de manera que mi frágil intelecto
pueda asimilarlos
y proyectarlos al mundo de los hombres.
Ilumina, Señor, mis centros de percepción,
para que pueda ser útil a esa magna empresa
de descubrir a mis hermanos los tesoros que yacen en mí interior.



ARIAL exhorta:

El Eterno me ha situado en este punto del espacio
para que los sentimientos y la razón
unan sus fuerzas para expresar
los misterios del cielo.
En mi descubrirás, peregrino,
el sabor de las cosas eternas,
y cuando hayas probado mis manjares,
ya nunca más podrás vivir sin ellos.
Quiero que infundas a los mortales
ese deseo, esa apetencia de mi cocina,
que los embriagues con mis licores,
que hagas de ellos mis adictos, mis Arialómanos.
Yo haré de ti una antorcha encendida
en esta parte de los cielos, generalmente oscura,
y tu misión será la de iluminar
el camino hacia adelante
a los que vuelven sus miradas nostálgicas hacia atrás.
Tu serás esa luz que alienta
en uno de los puntos críticos del sendero;
esa luz que ofrece seguridades de porvenir.
Si tú no existieras, peregrino,
si tú no cooperaras con mis poderes,
un puente quedaría roto
y muchos serían los que se verían obligados
de hacer marcha atrás.
Tú eres el enlace entre mi luz y sus tinieblas.
No me defraudes en esa misión esencial.



(Plegarias y Exhortos de los 72 Genios de la Cábala - KABALEB)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada