viernes, 22 de julio de 2016

Plegaria y Exhorto de Vehuel

PLEGARIA

VEHUEL: Dios Grande y Elevado.
El Eterno es grande y digno de loanza y su grandeza es insondable.

Señor VEHUEL: Vuelca mis aspiraciones hacia lo elevado,
hacia lo que es noble y digno de tu santo nombre.
Permíteme, Señor, elevar hacia tu altura
las criaturas que se acercan a mi;
permíteme que sientan en mi aliento
el sabor de tu transcendencia.
Orienta mis pasos hacia las montañas
y no hacia los valles;
hacia las cimas Inaccesibles,
más allá de las nubes,
hacia el puro éter del cielo.
Haz que brillen en mí las virtudes,
no para decorar con ellas mi vanidad,
sino para testimoniar, Señor,
de tu esplendorosa presencia.
No permitas que pueda ser aquel que con sus actos
obscurece tu radiante divinidad.

VEHUEL exhorta:

Me encontrarás siempre, peregrino,
en lo que es grande y elevado.
Estoy muy cerca del Sol cuando se encuentra en el cenit;
estoy muy cerca de todo lo que culmina,
y aquel que escala las montañas de la virtud,
el que tiene hambre y sed de cumbres,
encontrará mi mano tendida
para ayudarle en la recta final hacia lo alto.
Tú eres, peregrino,
el que ha de llevar hacia mi los que están en el arco ascendente,
el que ha de ayudarlos y animarlos
en las primeras pendientes,
cuando aún no ha aparecido la dificultad.
Ve y saca del valle a las multitudes complacientes
que se regocijan en las sombras.
Háblales de mí,
inspírales el deseo de grandezas,
el ansia de salir de lo cotidiano;
tómalos de la mano y condúceles hasta mi difícil trono.
El Eterno me ha situado en este punto, peregrino,
para que los hombres sientan el placer
de lo insondable.


(Plegarias y Exhortos de los 72 Genios de la Cábala - KABALEB)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada